¿Por qué soy infiel si amo a mi pareja?: Claves para entender la Infidelidad

Descubrir una infidelidad en la pareja es un golpe profundo que hiere no solo los sentimientos, sino también la confianza y la seguridad en la relación. En medio de la confusión y el dolor, surge una pregunta que resuena en la mente de quien ha sido traicionado: “¿Por qué?”.

Incluso en el ámbito del amor más profundo y comprometido, la sombra de la infidelidad puede emerger, desafiando las nociones convencionales de lealtad y compromiso. Es en ese momento en donde otra duda emerge con más fuerza aún: ¿Por qué se es infiel cuando se ama?

En este artículo exploraremos las razones subyacentes detrás de la infidelidad en el contexto de un amor aparentemente sólido.

Las razones más evidentes detrás de la Infidelidad

“Una vez que la infidelidad ha sido revelada, es probable que ambos se sientan arrastrados por un vendaval emocional, la parte herida abrumada por una profunda sensación de pérdida, la parte infiel afectada por las emociones y decisiones en conflicto”, señala la terapeuta Janis Abrahms Spring.

Es después de la revelación en donde comenzamos a pensar en las razones por las cuáles pudimos cometer esta infracción tan grave y que puso en jaque a nuestra relación.

Entre las principales razones detrás de una infidelidad se encuentran:

  • Necesidades insatisfechas: la insatisfacción puede ser el caldo de cultivo para la infidelidad. Cuando las necesidades emocionales o sexuales no se satisfacen en la relación, puede surgir una búsqueda de gratificación fuera de ella. La esperanza de encontrar lo que falta puede conducir a una exploración imprudente de otras opciones.
  • Ira y venganza: la traición a menudo despierta un deseo de reciprocidad. El impulso de infligir el mismo dolor experimentado puede llevar a acciones que socavan la confianza y la estabilidad de la relación. La venganza, aunque momentáneamente satisfactoria, rara vez cura las heridas profundas causadas por la infidelidad.
  • Deseo sexual y novedad: el deseo ardiente de experimentar nuevas sensaciones puede tentar a algunos a buscar la excitación fuera de la relación establecida. La rutina puede sofocar la pasión, y la búsqueda de emociones renovadas puede llevar a incursiones en lo desconocido.
  • Baja autoestima: en un mundo que a menudo valora la apariencia y el desempeño, la autoestima puede ser frágil. La búsqueda de validación externa puede llevar a acciones impulsivas destinadas a alimentar el ego herido. La atención y la admiración de otros pueden ofrecer un bálsamo temporal para la autoestima dañada.

LEE MÁS: Etapas de la pareja después de una Infidelidad ¿Como recuperarse?

Enamoramiento y desilusión: otro factor clave

“El individuo infiel, sea hombre o mujer, tiende a deslizarse por la pendiente que conduce a la infidelidad, sin pretenderlo, sin percatarse de ello y muy poco a poco. Esta es la razón de que muchas aventuras amorosas parezcan haber surgido de la nada”, aseguran John Gottman y Nan Silver en su libro “¿Qué hace que el amor perdure?”.

El amor no siempre es estático; puede transformarse, fluctuar y, a veces, desvanecerse. Si nos encontramos dentro de un vínculo que está experimentando tensiones o que simplemente ha dejado atrás las épocas de conquista y de estar pendiente del otro, la tentación de que una nueva persona se fije en nosotros, nos halague o contemple puede llevarnos por un camino de confusión.

La realización de que el amor ya no arde con la misma intensidad puede abrir la puerta a conexiones emocionales más vibrantes en otros lugares. El deseo de encontrar la pasión perdida puede llevar a terrenos peligrosos, donde las líneas entre la fidelidad y la tentación se desdibujan.

Aquí, las circunstancias pueden desempeñar un papel crucial en la facilitación de la infidelidad. Los momentos de vulnerabilidad, estrés o celebración pueden allanar el camino hacia elecciones impulsivas que de otro modo podrían haber sido evitadas. La disponibilidad de oportunidades puede ser el catalizador que desencadena acciones que de otro modo serían impensables.

La vida es efímera, y algunos buscan aprovechar al máximo cada experiencia. El deseo de explorar diferentes aspectos de la sexualidad y la intimidad puede impulsar a algunos a buscar conexiones fugaces que prometen emoción y novedad. Sin embargo, esta sensación también es momentánea.

“La aventura puede que te haya dado también una nueva sensación de control sobre tu mundo, con más poder y más elecciones que antes. Tu cónyuge, por el contrario, probablemente se sienta disminuido y amenazado por un futuro incierto”, comenta Abrahms Spring.

Problemas de compromiso

La infidelidad es un fenómeno multifacético que desafía las nociones convencionales de amor, lealtad y compromiso. Si bien las razones detrás de la infidelidad pueden variar, una cosa es clara: la complejidad de las relaciones humanas no puede subestimarse.

La ambigüedad en cuanto a los términos de compromiso puede dejar espacio para la interpretación. Para algunos, la falta de claridad sobre la exclusividad puede justificar incursiones fuera de la relación principal.

La aversión al compromiso a largo plazo o la búsqueda de conexiones más casuales puede alimentar la tentación de buscar gratificación fuera de los límites de la relación establecida.

Recuerda, la infidelidad puede ser un obstáculo, pero también puede ser una oportunidad para el crecimiento y la transformación.

Referencia bibliográfica:

  • Abrahms Spring, J. (2015). Después de la infidelidad: Sanando el dolor y restableciendo la confianza cuando la pareja ha sido infiel.
  • Gottman, J y Silver, N (2013). ¿Qué hace que el amor perdure? Cómo crear confianza y evitar la traición en la pareja.

Deja una respuesta