Tipos de Terapia de Pareja: ¿Cómo trabajan los psicólogos?

A medida que las complejidades de la vida moderna afectan nuestras relaciones, la búsqueda de ayuda profesional se vuelve crucial para cultivar vínculos saludables y duraderos.

En muchas ocasiones, las parejas se enfrentan a desafíos que van más allá de su capacidad de resolver por sí mismas. La psicología para parejas proporciona un terreno neutral donde pueden explorar sus dinámicas, comunicarse de manera efectiva y desarrollar estrategias para superar obstáculos. 

Es un espacio donde la empatía, la comprensión y la orientación experta se combinan para guiar a las personas hacia una comprensión más profunda de sí mismas y de su relación.

Sin embargo, es importante saber que no existen recetas mágicas en este campo de la psicología y, por ende, nos podemos encontrar con diferentes tipos de terapias de parejas con problemas. En Psicología On The Go queremos mostrarte cuáles son y ayudarte a tomar una decisión sobre tu propio camino terapéutico.

Cada vez más personas recurren a ayuda profesional para parejas

La terapia de pareja, en su esencia, es un proceso terapéutico diseñado para ayudar a las personas a abordar y resolver conflictos, mejorar la comunicación y fortalecer su relación.

En la actualidad, un número creciente de personas reconoce la importancia de buscar ayuda psicológica de parejas cuando surgen desafíos a superar. Este cambio en la mentalidad refleja una comprensión más profunda y una aceptación de que, en algunos casos, se necesita orientación externa para superar obstáculos y fortalecer la unión.

La sociedad contemporánea ha experimentado una evolución en la percepción de la terapia de pareja. Anteriormente, pedir ayuda profesional podía ser percibido como un signo de debilidad o fracaso, pero hoy en día, se reconoce cada vez más como un acto de fortaleza y dedicación hacia la relación.

Además, la proliferación de recursos en línea, desde artículos educativos hasta plataformas de terapia virtual, ha facilitado el acceso a la ayuda profesional para parejas. Este formato flexible elimina barreras geográficas y facilita la participación de ambos miembros de la pareja, incluso si tienen horarios ocupados.

terapia de pareja online

Esto es algo que conocemos muy bien en nuestro centro de terapia para parejas, ya que la modalidad online nos ha permitido llegar a rincones de todo el mundo.

Tipos de terapia para parejas

Es importante saber que no existe una única terapia de pareja. De hecho, existen muchas y se diferencian en su marco teórico y las técnicas psicológicas a implementar. Y esta particularidad es algo que no todo el mundo sabe.

Cada pareja es única, con su conjunto específico de desafíos, dinámicas y estilos de comunicación. Diferentes tipos de terapia ofrecen enfoques adaptados a diversas necesidades, permitiendo a las personas encontrar el enfoque que mejor se adapte a su situación.

Autores como Franklin (2012) y Gottman y Silver (2015) han realizado estudios acerca de las perspectivas teóricas o técnicas de psicología que se ajustan mejor a los problemas que se abordan en terapia para pareja. Aunque existen muchas formas de trabajar en psicología, podemos mencionar tres de las más relevantes.

Terapia Psicodinámica

La terapia psicodinámica se basa en las teorías desarrolladas por Sigmund Freud y otros psicoanalistas, centrándose en la comprensión de los procesos mentales inconscientes que influyen en el comportamiento. En el contexto de la terapia para parejas, esta modalidad busca explorar cómo los patrones inconscientes de ambos miembros impactan la dinámica relacional.

La terapia psicodinámica busca revelar las influencias ocultas que contribuyen a los problemas en la relación, para abordar las causas subyacentes que, por lo general, están localizadas en la temprana infancia.

Hoy en día, este enfoque ha quedado relegado para darle lugar a perspectivas actuales con una evidencia empírica más sólida, más breves y centradas en soluciones.

Terapia Cognitivo-Conductual

terapia cognitivo conductual tccLa terapia cognitivo-conductual (TCC) es un enfoque terapéutico basado en la premisa de que nuestros pensamientos, emociones y comportamientos están interrelacionados, y que cambiar patrones de pensamiento y comportamiento puede tener un impacto positivo en nuestras emociones y relaciones (Franklin, 2012).

En el contexto de la terapia de pareja, la TCC se centra en identificar y modificar patrones de interacción negativos. Podemos mencionar algunos ejemplos que se trabajan desde este enfoque:

  • Identificación de Patrones Disfuncionales: Los terapeutas cognitivo-conductuales trabajan con las parejas para identificar patrones de pensamiento y comportamiento que contribuyen a conflictos y tensiones en la relación.
  • Modificación de Cogniciones Distorsionadas: Se abordan pensamientos negativos y distorsionados que pueden afectar la percepción de la pareja y la relación.
  • Desarrollo de Habilidades de Comunicación: Se enseñan y practican habilidades de comunicación efectiva para mejorar la expresión de necesidades, emociones y expectativas.

Terapia Sistémica

La terapia sistémica es un enfoque que considera a la pareja como un sistema complejo en el que las interacciones entre los miembros son fundamentales. 

En lugar de centrarse únicamente en los individuos o los problemas específicos de uno de ellos, la terapia sistémica explora los patrones de comunicación, las dinámicas familiares y las interrelaciones que afectan la relación de pareja (de la Espriella Guerrero, 2008).

La terapia sistémica no se limita a la pareja en sí, sino que considera el contexto familiar más amplio en el que están inmersos. Examina cómo las dinámicas familiares y las experiencias pasadas pueden influir en la relación actual.

Además, se presta atención al entorno social de la pareja, incluyendo amistades, trabajo y otras influencias externas. Se exploran cómo estas variables afectan la dinámica relacional.

Podemos mencionar algunos casos en los que esta terapia puede ser útil:

  • Problemas de Comunicación Interfamiliar: Cuando las dificultades de comunicación no se limitan solo a la pareja, sino que también involucran a otros miembros de la familia.
  • Transiciones Importantes: En momentos de cambios significativos como matrimonio, nacimiento de hijos, mudanzas, etc., donde las dinámicas familiares y de pareja pueden experimentar tensiones.
  • Conflictos Culturales: Para parejas que enfrentan diferencias culturales significativas, la terapia sistémica puede ayudar a abordar estas diferencias y fomentar la comprensión mutua.
  • Problemas de Roles y Expectativas: Cuando las parejas luchan con expectativas familiares o sociales que afectan la relación, la terapia sistémica puede proporcionar un espacio para explorar y entender estas dinámicas.

Es importante mencionar que en nuestro centro de terapia de pareja trabajamos desde el enfoque cognitivo-conductual y el sistémico, con una tendencia hacia la terapia integrativa de pareja y centrada en soluciones.

como evitar pelear con mi pareja

Adoptamos una perspectiva holística, reconociendo que la salud de la relación no se limita a los problemas individuales. Buscamos comprender y abordar la relación en su totalidad, considerando tanto los aspectos individuales como los dinámicos.

Adaptamos el tratamiento según las necesidades específicas de cada pareja, utilizando herramientas y estrategias de ambos enfoques de manera integrada.

¿A qué llamamos terapia de pareja centrada en soluciones?

Se centra en identificar y potenciar las fortalezas y recursos de la pareja en lugar de centrarse exclusivamente en los problemas y síntomas. Este enfoque es parte de la psicoterapia breve y se deriva de la terapia centrada en soluciones, que se originó en el campo de la terapia familiar y luego se aplicó a diversas áreas de la psicología (Gottman & Silver, 2015).

Algunos principios clave de la terapia de pareja centrada en soluciones son los siguientes:

  • Orientación hacia el Futuro: En lugar de analizar extensamente los problemas del pasado, la terapia de pareja centrada en soluciones se enfoca en la construcción de un futuro positivo. Los terapeutas alientan a la pareja a visualizar cómo les gustaría que fuera su relación.
  • Identificación de Excepciones: Se busca identificar momentos en los que la pareja ha experimentado o creado soluciones efectivas, incluso si son pequeñas. Estos casos se utilizan como base para desarrollar estrategias positivas.
  • Enfoque en Fortalezas y Recursos: La terapia se centra en resaltar las fortalezas y recursos de la pareja en lugar de centrarse únicamente en las debilidades y deficiencias. Se busca potenciar lo que está funcionando bien.
  • Colaboración Activa: La pareja y el terapeuta trabajan juntos de manera colaborativa para establecer metas concretas y desarrollar estrategias prácticas para alcanzarlas. La participación activa de la pareja es esencial en este enfoque.
  • Énfasis en el Cambio Rápido: La terapia de pareja centrada en soluciones tiende a ser breve y enfocada en resultados. Se busca un cambio rápido y tangible en la dinámica de la relación.

Es importante destacar que, aunque la terapia de pareja centrada en soluciones se centra en la resolución de problemas y la búsqueda de soluciones, su objetivo va más allá de aminorar síntomas superficiales. Busca crear cambios significativos y duraderos en la dinámica relacional, promoviendo un crecimiento continuo y una mayor conexión entre los miembros de la pareja.

¿Cómo sé si el profesional es un buen consejero de parejas?

Podríamos decir que el profesional puede tener muchas competencias, pero una de las más importantes es su capacidad de crear una “alianza” profesional enriquecedora con cada miembro. Es lo que autores como Wallin (2007) llaman “attachment”.

Ahora bien, ¿qué se esconde detrás de una buena alianza?

En primer lugar, te recomendamos verificar la experiencia y la especialización del terapeuta de parejas. Un psicólogo puede elegir distintos caminos para su formación, y la terapia de pareja es uno de ellos. 

Evalúa cómo te sientes al interactuar con el terapeuta. La conexión personal es crucial, ya que compartirás detalles íntimos de tu relación. Deberías sentirte cómodo, comprendido y respetado.

Además, como ya adelantamos, puedes investigar el enfoque terapéutico del profesional para saber con cuál te sentirías más a gusto.

Observa las habilidades de comunicación del profesional. Un buen consejero de parejas debe ser un oyente efectivo, capaz de comunicarse claramente y ayudar a las parejas a expresar sus pensamientos y sentimientos de manera abierta y constructiva.

La empatía es esencial en la terapia. El psicólogo debe comprender las perspectivas de ambos miembros de la pareja sin tomar partido. La neutralidad es clave para abordar los problemas de manera imparcial.

Transforma tu vínculo con un terapeuta de parejas online

Terapia de pareja online

¿Sientes que tu relación necesita un impulso positivo? ¿Quieres fortalecer la conexión emocional con tu pareja? La terapia de parejas online puede ser la clave para transformar tu vínculo y construir una relación más saludable y satisfactoria.

A continuación vamos a mencionar algunas de las consultas más habituales que recibe una psicóloga en línea experta en terapia de parejas:

  • Comunicación Deficiente
  • Conflictos Repetitivos
  • Falta de Conexión Emocional
  • Infidelidad y Confianza Rota
  • Problemas Sexuales
  • Ajustes a Cambios Importantes, como matrimonio, paternidad, mudanzas, entre otras.
  • Dificultades de Roles y Expectativas.

No saber de qué hablar en terapia es una duda muy común entre parejas o personas que se acercan por primera vez a consulta: ¿Cómo hablar con un psicólogo? ¿Existen temas para hablar en terapia? Desde nuestro lugar te decimos que lo importante es vencer el miedo.

Compartir experiencias diarias puede allanar el camino para explorar temas más profundos. La confianza y la apertura en la terapia se desarrollan con el tiempo. Aceptar que el proceso es gradual y que no es necesario abordar todos los problemas de inmediato puede aliviar la presión.

La ayuda profesional para parejas puede ser beneficiosa como una herramienta preventiva y de fortalecimiento de la relación, incluso cuando no hay problemas evidentes.

Referencias bibliográficas

  • de la Espriella Guerrero, R. (2008). Terapia de pareja: abordaje sistémico. Revista colombiana de psiquiatría, 37, 175-186.
  • Franklin, C. (Ed.). (2012). Solution-focused brief therapy: A handbook of evidence-based practice. Oxford University Press.
  • Gottman, J., & Silver, N. (2015). The seven principles for making marriage work: A practical guide from the country’s foremost relationship expert. Harmony.
  • Wallin, D. J. (2007). Attachment in psychotherapy. Guilford press.

Deja una respuesta