¿Se puede superar una infidelidad?

Si se puede superar una infidelidad o no, es un interrogante muy usual en las consultas que recibimos los psicólogos cuando abordamos casos de infidelidad. 

En principio, cuándo hablamos de infidelidad nos referimos a la ruptura de un acuerdo, en el cual uno de los miembros de la pareja tiene algún tipo de relación con una tercera persona, ya sea sexual y/o emocional, que implica la violación de un pacto de exclusividad y la ruptura de la confianza.

A continuación veremos qué factores hay que tener en consideración a la hora de trabajar con la temática de la infidelidad y cómo puede ayudar un terapeuta especializado.

¿Cuáles son los factores que influyen en cómo procesamos la infidelidad?

Es importante remarcar que hay muchos factores a evaluar que influyen en cómo procesamos una infidelidad, algunos tendrán que ver con el contexto: cómo se entera uno de la infidelidad, en qué circunstancias se dio, durante cuánto tiempo se desarrolló, quién es la otra persona y el ciclo vital que atraviesa la pareja, entre otros.

Si bien la infidelidad en todos los casos produce dolor, serán distintos los factores que puedan dificultar o no el proceso de elaborarla. No es lo mismo enterarse de una infidelidad que ha tenido un principio y un final, que de una infidelidad que ha transcurrido durante años de manera sostenida o que aún está transcurriendo. 

Así como tampoco será lo mismo que la infidelidad haya sido con un persona cercana, conocida, en quién confiábamos o con un completo desconocido. 

Otros factores a evaluar tienen que ver con las habilidades y características de cada miembro de la pareja, por ejemplo el grado de compromiso y cuán motivados están ambos miembros para poder trabajar en intentar superar lo sucedido. 

¿Cómo ayuda la terapia de pareja a saber si se puede superar la infidelidad?

El enterarse de una infidelidad es una experiencia sumamente traumática y es común que ambos miembros de la pareja no sepan bien qué hacer. Luego de la revelación de la infidelidad será frecuente que haya mucha incertidumbre y malestar. 

Algunos de los síntomas que puede experimentar la persona engañada son: 

  • Insomnio.
  • Pensamientos intrusivos.
  • Inestabilidad emocional.
  • Flashbacks.

Un terapeuta de parejas especializado será el indicado para poder guiar un tratamiento orientado a reconstruir el vínculo. En muchos casos también será aconsejable un espacio de terapia individual.

Como terapeutas a veces nos encontramos con que la persona que cometió la infidelidad llega a terapia pero aún sigue manteniendo el vínculo con la otra persona y sólo viene para apaciguar la situación o “contentar” a su pareja. En esos casos si el vínculo paralelo continúa no será posible llevar adelante una terapia de pareja.

En principio, para poder dar inicio al proceso de terapia de pareja propiamente dicho será necesario que la persona que cometió la infidelidad además de dar fin a la relación paralela, mantenga contacto cero con ella. 
 
 
 

La comunicación como pieza fundamental...

Como terapeutas debemos enseñarles a los miembros de la pareja a comunicarse sin desprecio o críticas para que no ocurran escaladas.

Ambos miembros de la pareja tienen que poner toda su dedicación, esfuerzo y energía para reparar el vínculo poniendo especial atención en mejorar la comunicación. 

Es frecuente que al querer hablar sobre la infidelidad la respuesta recurrente de quién engañó sea la evitación, la cual impulsa a no querer hablar sobre lo sucedido. 

Pero hay que tener presente que evitar un conflicto es un conflicto en sí mismo y  empeora la dinámica de la pareja. 

Si se quiere superar la infidelidad mostrarse permeable y abierto a hablar del conflicto será un paso esencial. La persona que fue infiel tendrá que trabajar para asumir la responsabilidad del daño producido y manifestar arrepentimiento. 

Ante la necesidad y el derecho de la persona engañada a hacer preguntas sobre el affaire es de vital importancia que la persona que fue infiel pueda escuchar y mostrarse receptivo.

Las preguntas sobre la infidelidad muchas veces serán repetitivas y podrán generar irritabilidad en el miembro que engañó, pero serán indispensables para que la persona que sufrió la traición procese emocionalmente lo que sucedió. 

La persona engañada tendrá dificultades en volver a creer y confiar en su pareja y no todas las preguntas o pedidos que haga serán beneficiosos, por eso una vez más la guía de un terapeuta será de gran ayuda. 

Es necesario que se evite ahondar en detalles sexuales, ya que esa información puede gatillar imágenes traumáticas y aumentar las sensaciones de malestar.

También es importante validar las emociones que atraviesa la persona que cometió la infidelidad, en la mayoría de los casos no lo hicieron con intención de dañar a su cónyuge.

 A su vez, la mayoría de las veces se sienten realmente mal por lo ocurrido y desearían no haberlo hecho.

Si se desea superar una infidelidad, el espacio de terapia de pareja no es para hacer catarsis

Muchas personas tienen la idea errónea de que cuanto más se expresen emociones displacenteras en sesión más se aliviará el dolor. Pero esto no es así, descargarse puede generar un alivio pasajero, luego fuera de la sesión el problema continúa.

Es muy usual que en terapia, entre los miembros de la pareja, aparezcan críticas, desprecio,  y/o un tono de reproche. En estos casos el terapeuta tendrá que intervenir para enseñar maneras de encauzar la comunicación de una manera más asertiva. 

Paso clave para poder superar el engaño: dar a la pareja engañada muestras de reaseguro

La persona que fue infiel tendrá que dar a la persona engañada -por un período de tiempo- las muestras de seguridad que necesite. 

Con frecuencia quien fue infiel quiere “dar vuelta la página”, hacer como si no hubiera pasado nada. No obstante quien fue engañado no puede hacerlo y va a necesitar conductas por parte del otro que ayuden a recuperar la confianza. 

Algunos ejemplos:

  1. Llamar con más frecuencia desde el trabajo.
  2. Pasar más tiempo juntos.
  3. Limitar los viajes fuera de la ciudad.
  4. Dialogar acerca de cómo estuvo el día de forma más detallada.
  5. Enviar fotos del lugar donde se encuentra.
Una vez que la persona engañada se sienta más segura acerca de su pareja estos reaseguros podrán ir disminuyendo.

¿Se puede superar una infidelidad y perdonar de verdad?

Uno de los pasos más difíciles en el proceso de recuperarse de una infidelidad es el perdón. 

Las parejas que siguen juntas y no logran perdonar, ni perdonar-se viven relaciones dónde es muy difícil encontrar placer y cercanía. Dejar ir el resentimiento hace que la pareja pueda experimentar más conexión. 

El perdón es una decisión que vale la pena llevar adelante con firmeza entendiendo que el perdonar es un regalo para uno mismo. No tiene que ver con olvidar lo sucedido, sino que consiste en aprender a vivir con lo sucedido, pudiendo resignificar lo acontecido.

 

Una misión compleja, con avances y retrocesos

Como podemos ver sí se puede superar una infidelidad, pero hay que saber que no es una tarea sencilla y volver a confiar no es un proceso lineal. 

Pero estarán dadas las condiciones de posibilidad siempre que haya un deseo y un compromiso genuino de reconstruir el vínculo, sumado al tratamiento con un profesional idóneo que brinde las herramientas necesarias.

Esta entrada tiene 6 comentarios

  1. Alberto

    Excelente, entendí todo

    1. Lic. Mario Guerra

      Nos alegra Alberto!

  2. Carlos Quesada

    Muy, bueno, me gustaría contratar sesiones para recuperarme de una infidelidad sufrida de parte de mi esposa.

    1. Lic. Mario Guerra

      Estimado Carlos, no dudes un segundo en escribirnos, será un gusto derivarte a alguien de nuestro equipo para comenzar una terapia individual . Debes escribir por el botón de Whatsapp, completar las preguntas del chatbot y completar el formulario de reservas. Un saludo y que estés bien!

  3. Luis

    Estoy intentado recuperar el vínculo con mi pareja, pero no encuentro las herramientas para que no explote algunas vecesm trato de decirle la verdad a todo. Y pese a ello mis respuestas no son suficientes para ella. Que puedo hacer

    1. Lic. Mario Guerra

      No es fácil hablar de algo tan doloroso. Lo importante es no atacarse y procurar mantenerse lo más calmado posible. Lo mejor sería que comiencen a tener una (o dos o tres) reunión fija a la semana SOLO para hablar de la infidelidad. Intentar no hablar más del tema por fuera de esos momentos. Esa “cita” deberá tener un tiempo determinado por Uds, pasado ese tiempo no pueden continuar hablando del tema. Si alguno falta el respeto o comienza a enojarse pide “tiempo fuera”. Intenta con eso. Espero que sirva. Saludos!

Average
5 Based On 3

Deja una respuesta