Problemas económicos en la pareja: ¿Por qué deberías de tener una charla sobre dinero?

En las relaciones de pareja, el dinero puede ser tanto un tema delicado como una fuente significativa de conflicto. Es común que las parejas enfrenten problemas económicos, ya que el dinero no solo representa un medio para cubrir necesidades básicas, sino también un símbolo de poder, seguridad y autonomía. “Tanto si tienes una generosa cuenta bancaria como si vives al día, el dinero es uno de los cinco principales motivos de disputa entre las parejas. Una investigación con una muestra de 4.574 parejas indicaba que, de todos los problemas sobre los que se pelean las parejas casadas, las disputas de temas relacionados con el dinero eran las que mejor permitían predecir un divorcio”, afirma el psicólogo John Gottman. Estos problemas pueden surgir de diferencias en ingresos, hábitos de gasto, deudas acumuladas o simplemente de distintas percepciones y valores sobre el dinero. Comprender cómo abordar estos problemas puede fortalecer la relación y fomentar una comunicación más saludable y efectiva.

¿Por qué son comunes los problemas económicos en la pareja?

Uno de los factores más comunes que pueden generar tensiones económicas en una pareja es la disparidad en los ingresos. Cuando una persona gana significativamente más que la otra, pueden surgir sentimientos de resentimiento, dependencia o desequilibrio de poder. La persona con menores ingresos puede sentir que su contribución no es valorada o que tiene menos voz en las decisiones financieras. Otro punto a destacar es que cada persona tiene su propio estilo de manejar el dinero, influenciado por su crianza, educación y experiencias personales. Mientras que una persona puede ser ahorradora y prudente con sus finanzas, la otra puede ser más gastadora y disfrutar de compras impulsivas. Estas diferencias pueden llevar a desacuerdos y conflictos sobre cómo manejar el dinero en la relación. “Lo más importante es cómo habla una pareja de sus discrepancias económicas. Hay que evitar la dicotomía de identificar al otro con uno de los dos estereotipos más corrientes: el derrochador y el ahorrador”, enfatiza Gottman.

Deudas y el valor que se le da al dinero

Las deudas acumuladas antes o durante la relación pueden ser una fuente significativa de estrés. Las obligaciones financieras, como préstamos, tarjetas de crédito o hipotecas, pueden afectar la estabilidad económica de la pareja y provocar tensiones si no se manejan de manera conjunta y transparente. Cabe destacar en este punto que, para algunas personas, el dinero no solo tiene un valor económico, sino también emocional y simbólico. Para muchos, la plata representa seguridad y estabilidad, mientras que para otras puede simbolizar libertad y poder. Estas percepciones y valores pueden influir en cómo cada miembro de la pareja se relaciona con el dinero y en cómo se toman las decisiones financieras.

¿Por qué deberías de tener una charla sobre dinero con tu pareja?

Hablar abiertamente sobre el dinero es fundamental para evitar malentendidos y conflictos. La comunicación honesta sobre ingresos, deudas, gastos y objetivos financieros permite a la pareja estar en la misma página y tomar decisiones informadas juntos. Es esencial establecer un espacio seguro donde ambos puedan expresar sus preocupaciones y expectativas sin juicio. Trabajar juntos para establecer metas financieras comunes, como ahorrar para una casa, planificar unas vacaciones o pagar deudas, puede fortalecer la relación y fomentar un sentido de propósito compartido. Estas metas deben ser realistas y alcanzables, y ambos deben comprometerse a trabajar juntos para lograrlas.

LEE MÁS: ¿Estás en una pareja sana?: 3 claves para saber si tu relación es saludable

Es importante reconocer que no hay una forma “correcta” de manejar el dinero, sino que se trata de encontrar un enfoque que funcione para ambos. “Tanto si estás casado como si no, el conflicto que genera el dinero no es sobre cifras, sino acerca de lo que significa el dinero. Este proporciona placer, pero también seguridad. El equilibrio entre ambas cosas puede resultar arduo para cualquier pareja. En último término, el objetivo es hallar un equilibrio entre la libertad y el empoderamiento que da el dinero, y la seguridad y la confianza que también aporta”, nos dice John Gottman. Los problemas económicos son una realidad común en muchas relaciones de pareja, pero no tienen que ser una fuente constante de conflicto. Las parejas pueden superar estos desafíos y construir una base financiera sólida y saludable. Hablar sobre el dinero y su significado para cada miembro de la relación es un paso crucial para fomentar la confianza y el respeto. Bibliografía: Gottman, J. (2002). El secreto de las ocho citas.

Deja una respuesta