¿Por qué duele tanto una infidelidad?: Descubriendo nuevos sentimientos

La infidelidad es uno de los temas más dolorosos y complejos. Cuando uno de los miembros de la pareja decide buscar la intimidad fuera de la relación establecida, el dolor y la confusión pueden ser abrumadores para ambos involucrados.

En este artículo, exploraremos las razones detrás del dolor que causa la infidelidad, así como sus implicaciones emocionales y psicológicas.

La Infidelidad y el sentimiento de pérdida

Una de las razones por las que una infidelidad puede doler profundamente va más allá del sentimiento de traición o  de la culpa por no ser lo “suficiente” para nuestro ser amado.

Algo que invariablemente se presenta tras una infidelidad es la sensación de pérdida, de la relación, de la pareja, incluso de la confianza en el otro y en nosotros mismos.

En cierto modo, perdemos algo con cada paso que avanzamos en el viaje de la vida, cosas que van desde las más concretas, como las personas, lugares u objetos, hasta las más inmateriales, pero no por ello menos significativas, como la juventud o los sueños e ideales que se desvanecen cuando nos enfrentamos a las duras «realidades» de la vida”, asegura el experto en psicología Robert A. Neimeyer.

El duelo tras una Infidelidad

Siguiendo la línea de lo expresado más arriba, ante el sentimiento de pérdida que nos provoca la traición de nuestra pareja, nos adentraremos invariablemente en una etapa de duelo.

No todos somos iguales y no todos transitamos de la misma forma una pérdida, pero tras una infidelidad, es probable que pases por algunos de los siguientes momentos:

  • Evitación: en esta etapa inicial del duelo, nos sentimos abrumados y confundidos por la noticia de la pérdida. Nos resistimos a aceptar la realidad de una posible partida de nuestro ser querido, sintiendo que debe haber algún error. Podemos experimentar sensaciones de irrealidad y desorientación, y nos resulta difícil realizar actividades cotidianas.
  • Asimilación: con el tiempo, comenzamos a enfrentarnos a la realidad de la pérdida y a experimentar emociones más intensas, como la tristeza y la soledad. Podemos experimentar síntomas depresivos y físicos, como trastornos del sueño y del apetito.
  • Acomodación: en esta fase, comenzamos a aceptar gradualmente la realidad de la pérdida y a preguntarnos cómo seguir adelante con nuestras vidas. Aunque la tristeza y la añoranza pueden persistir durante meses o años, recuperamos lentamente nuestro autocontrol emocional y nuestros hábitos cotidianos.

¿Cuánto tiempo dura el dolor tras una Infidelidad?

La infidelidad resulta en una lesión de apego. Es una violación de la confianza resultante de una traición, que pone en duda la naturaleza de toda la relación y socava el vínculo de apego entre las partes”, explica la especialista, Shirley Glass. Por esa razón, el tiempo que lleva superar el dolor de una infidelidad es altamente variable.

Principalmente, dependerá de tres factores esenciales: la duración de la relación, la profundidad del compromiso emocional y la disposición de ambas partes para enfrentar y resolver el problema.

Para algunas personas, el dolor puede ser agudo y persistente durante meses o incluso años, mientras que, para otras, el proceso de curación puede ser más rápido. Sin embargo, es importante recordar que el tiempo por sí solo no garantiza la curación; es el trabajo consciente y la comunicación honesta lo que realmente permite sanar las heridas causadas por la infidelidad.

LEE MÁS: Sentimiento de Culpa tras una Infidelidad ¿Qué hacer si nos arrepentimos?

¿Qué tipo de infidelidad duele más?

Existen diferentes formas de infidelidad, desde las aventuras emocionales hasta las físicas. Sin embargo, el tipo de infidelidad que duele más puede variar según la persona y la dinámica de la relación.

Algunos pueden argumentar que la infidelidad emocional, donde la conexión íntima se establece con otra persona, puede ser más devastadora que la infidelidad puramente física. Esto se debe a que implica una traición no solo del cuerpo, sino también del corazón y la mente.

La infidelidad emocional puede ser especialmente dolorosa debido a la profunda traición que implica en cuanto al plano afectivo. Cuando una persona se conecta íntimamente con otra fuera de la relación, puede minar la confianza y la seguridad emocional que se han construido con la pareja principal.

Además, la infidelidad emocional puede ser más difícil de detectar que la infidelidad física, lo que puede prolongar el dolor y la confusión. Pueden surgir dudas, temores y preguntas sobre cómo tu pareja se vinculó con su amante que podrían generarte dolor y ansiedad.

Por otro lado, la infidelidad física también puede ser extremadamente dolorosa, especialmente si implica una violación de la confianza y la intimidad compartida con la pareja. La imagen de la pareja compartiendo momentos íntimos con otra persona puede causar un profundo dolor emocional y dejar cicatrices duraderas en la relación.

En última instancia, el tipo de infidelidad que duele más puede variar según la persona y las circunstancias específicas de la relación. Lo importante es reconocer y abordar el dolor causado de manera honesta. “Si estás decidiendo entre marcharte o quedarte y reconstruir la confianza, te animo a que mires más allá del momento en el que estás e intentes ver a tu pareja con más objetividad”, recomienda la psicóloga Janis Abrahms Spring.

¿Por qué soy infiel si amo a mi pareja?

La infidelidad puede ser el resultado de una variedad de factores complejos y multifacéticos. A menudo, no se trata simplemente de un deseo superficial de buscar placer fuera de la relación, sino más bien de necesidades emocionales no satisfechas, problemas de autoestima, falta de comunicación o dificultades en la relación de pareja.

Algunas personas pueden recurrir a la infidelidad como una forma de escapar de problemas no resueltos en la relación o como una manera de llenar un vacío emocional que sienten dentro de sí mismos.

La aventura puede que te haya dado también una nueva sensación de control sobre tu mundo, con más poder y más elecciones que antes. Tu cónyuge, por el contrario, probablemente se sienta disminuido y amenazado por un futuro incierto”, comenta Janis Abrahms Spring.

Terapia de pareja online

La paradoja de la infidelidad en personas que dicen amar a sus parejas radica en la desconexión entre sus acciones y sus sentimientos. Amar a alguien no siempre impide que una persona cometa actos de infidelidad. Esto puede deberse a una serie de razones, como la falta de compromiso emocional, la incapacidad para manejar conflictos de manera constructiva o la búsqueda de gratificación instantánea sin considerar las consecuencias a largo plazo.

Tal vez te involucraste en una infidelidad sin comprender realmente las consecuencias, o sin buscarla de forma consciente, y ahora te ves atrapado por emociones que no puedes controlar. Es posible que te sientas lleno de vida, de un modo que no habías experimentado por años, y que seas incapaz de abandonar esa emoción”, agrega la experta en psicología.

¿En qué momento deberías de buscar ayuda tras una infidelidad?

La infidelidad duele tanto porque representa una ruptura de la confianza, la intimidad y la seguridad emocional en una relación de pareja. El dolor causado por la infidelidad puede ser profundo y duradero, pero con el tiempo, la honestidad y el compromiso mutuo, es posible sanar las heridas.

Si estás enfrentando el dolor de la infidelidad en tu relación, recuerda que no estás solo y que buscar el apoyo de un terapeuta de parejas puede ser un paso valioso en el camino hacia la curación y la reconciliación.

La decisión de consultar a un terapeuta puede transformar radicalmente tu vida y la de tu matrimonio, y, aunque salir de la zona de confort puede ser intimidante, a veces es necesario abrirse a cambios significativos.

Bibliografía:

  • Abrahms Spring, J. (2015). Después de la infidelidad: Sanando el dolor y restableciendo la confianza cuando la pareja ha sido infiel.
  • Glass, S. (2019). Healing From the Trauma of Infidelity: A Manual for Helping Clients Rebuild Trust and Foster Forgiveness After an Affair.
  • Neimeyer, R. (2002). Aprender de la pérdida. Una guía para afrontar el duelo.

Deja una respuesta