6 maneras de traicionar la confianza de tu pareja tan graves como ser infiel

La confianza es la base de cualquier relación de pareja sólida y saludable. Aunque la infidelidad suele ser la forma más reconocida y criticada de traición, existen numerosas otras maneras en las que se puede quebrantar la confianza, muchas de las cuales no reciben la misma atención social.

Estas traiciones pueden ser igualmente devastadoras para la relación. Aquí exploraremos seis maneras en las que se puede traicionar la confianza de una pareja, y por qué algunas de estas traiciones no se cuestionan tanto como la infidelidad.

Mentir por mentir

Mentir a tu pareja, sin importar si se trata de una mentira pequeña o grande, es una de las formas más comunes de traición, y de las que más abundan.

Las mentiras pueden erosionar la confianza a medida que se acumulan, creando una atmósfera de desconfianza y duda, especialmente cuando algunas de ellas salen a la luz. Tu pareja podría llegar a pensar: ¿En qué otras cosas me habrá mentido? De esta manera, se genera una situación más problemática que la mentira en sí misma.

Ocultar información también entra en esta categoría. No contarle a tu pareja sobre problemas financieros, enfermedades o cualquier otra situación relevante es una forma de deshonestidad que puede causar graves problemas en la relación.

No estar emocionalmente conectado

La falta de apoyo emocional es otra forma significativa de traición. Las parejas deben sentirse seguras de que pueden contar el uno con el otro en momentos difíciles. Si tu pareja no siente que puede contar contigo, esto puede generar una sensación de abandono y traición.

Similarmente, la deslealtad emocional, donde se comparten intimidades emocionales con alguien fuera de la relación, puede causar un gran daño. Este tipo de conexión con otra persona puede llevar a una distancia emocional entre los miembros de la pareja.

No cumples tus promesas

No cumplir con las promesas también puede socavar la confianza. Cuando una persona en una relación no cumple con lo que promete, ya sea grande o pequeño, crea una sensación de inseguridad y decepción.

Tu pareja necesita saber que cuenta contigo y si continúas evadiendo las cosas que prometes cumplir creas un ambiente inhóspito para la relación. Nuevamente, la desconfianza se hará presente, causando posibles conflictos y decepción.

Criticas todo lo que hace

Las críticas constantes y los juicios también pueden ser una forma de traición. Todos necesitamos sentirnos aceptados y amados por quienes somos. Si una persona siente que no puede ser ella misma sin ser criticada dentro de su relación, esto puede llevar a una profunda desconfianza y resentimiento.

“Cuando nos enamoramos, solemos presentar nuestro mejor aspecto. Ofrecemos el lado más sano de nosotros mismos. Pero, a medida que la relación avanza, cada persona se vuelve más real, más transparente y, por tanto, más vulnerable. Ninguno de nosotros lo tiene todo resuelto, y ninguno, por muy equilibrado que parezca, carece de idiosincrasias o inseguridades. Y es aquí donde empieza la magia de verdad: cuanto más sinceros seamos, más podremos descubrir si nuestra pareja nos ama realmente a nosotros tal como somos, y no a la versión idealizada de nosotros que aparece cuando empezamos a salir”, afirma sobre este tema, el psicólogo John Gottman.

LEE MÁS: 22 ejercicios de Confianza en Terapia de Pareja para fortalecer la Relación

Invades su privacidad

Invadir la privacidad es otra forma de traición que puede tener consecuencias graves. Revisar el teléfono o las redes sociales de tu pareja, leer sus correos electrónicos o investigar sobre sus actividades sin su consentimiento son violaciones de su privacidad que destruyen la confianza.

Este comportamiento demuestra una falta de respeto y una incapacidad para confiar en tu pareja. Lo mismo ocurre si, además de invadir su privacidad, rompemos la confidencialidad de la relación.

Cabe aclarar que este tipo de comportamiento, después de haber descubierto una infidelidad, es entendible y hasta esperable en la persona víctima de la traición.

Compartir secretos o detalles íntimos de la relación con otras personas sin el consentimiento de tu pareja puede hacer que se sienta expuesta y vulnerable.

Intentar manipular y controlar a tu pareja

La manipulación y el control son comportamientos extremadamente dañinos. Intentar controlar a tu pareja, imponer tus deseos sobre los suyos, y manipular sus decisiones y relaciones con otras personas son formas de traición que pueden llevar a una profunda desconfianza y resentimiento.

La confianza es un componente esencial de cualquier relación saludable. Traicionar esa confianza, ya sea a través de la infidelidad o de otras formas menos discutidas, puede tener consecuencias graves y duraderas. O como bien afirma Gottman: “La confianza mutua se basa en la convicción de que ambos pensamos siempre para dos. No buscamos la mejor opción solamente para nosotros. Siempre consideramos también el coste de cualquier decisión para nuestra pareja”.

 

Bibliografía:

Gottman, J. (2019). El secreto de las ocho citas.

Deja una respuesta