Infiel arrepentido

La infidelidad es una experiencia devastadora que puede generar una tormenta de emociones intensas y difíciles de procesar para ambas partes involucradas. Sin embargo, lo que puede resultar aún más desconcertante para el compañero traicionado es la aparente falta de culpa o arrepentimiento por parte de quien fue infiel.

¿Cómo podemos identificar los signos de arrepentimiento después de una infidelidad? ¿Cuáles son los comportamientos que indican un verdadero deseo de reparación y cambio?

“El individuo infiel, sea hombre o mujer, tiende a deslizarse por la pendiente que conduce a la infidelidad sin pretenderlo, sin percatarse de ello y muy poco a poco. Esta es la razón de que muchas aventuras amorosas parezcan haber surgido de la nada”, aseguran John Gottman y Nan Silver en su libro “¿Qué hace que el amor perdure?”.

¿Cómo saber si una persona infiel está arrepentida?

Antes de abordar estas preguntas, es fundamental comprender las complejas motivaciones detrás de una traición en la pareja. La infidelidad puede surgir de una variedad de factores, desde la insatisfacción emocional o sexual en la relación hasta la búsqueda de emoción y novedad.

“En el laboratorio del amor, cuando pedimos a las personas potencialmente dispuestas a cometer una infidelidad que nos hablen de su relación, lo que estas nos dicen es que el comportamiento de su cónyuge es «egoísta». Se juzga que el miembro de la pareja se ocupa de sí mismo. En el fuero interno del componente de la pareja que está jugando a dos barajas, bullen dos pensamientos contrarios: todavía sigo casado y me estoy enamorando de otra persona. Para resolver esa discordancia cognitiva, es frecuente que el miembro desleal de la pareja opte por pensar que la culpa de que él o ella se sienta tan vulnerable y solo es del otro”, nos dice Gottman.

Para el mencionado terapeuta existe entonces una justificación subyacente por parte de la persona infiel o potencialmente infiel en condenar sus actos a los de su pareja, generando así desligarse de su responsabilidad.

De esta manera, una vez que se comete el acto de infidelidad, es común que la persona involucrada inicie un proceso de autojustificación para reducir el conflicto mental y mitigar los sentimientos de culpa.

La autojustificación tras una Infidelidad

La autojustificación es un factor crucial. Después de cometer una infidelidad, la persona infiel puede racionalizar su comportamiento, encontrando justificaciones o excusas que ayuden a reducir el conflicto mental y mitigar los sentimientos de culpa. Esto puede implicar convencerse a sí misma de que tenía una razón válida para su acción, como sentirse descuidada o incomprendida en la relación.

“La aventura puede que te haya dado también una nueva sensación de control sobre tu mundo, con más poder y más elecciones que antes. Tu cónyuge, por el contrario, probablemente se sienta disminuido y amenazado por un futuro incierto”, comenta la doctora en psicología Janis Abrahms Spring.

Además, la falta de culpa y arrepentimiento puede ser una forma de autoprotección. Admitir la culpa y el remordimiento significa enfrentar las consecuencias de las propias acciones, lo que puede resultar aterrador y desestabilizador.

En lugar de confrontar la realidad de sus acciones, la persona infiel puede recurrir a la autojustificación para mantener su sentido de integridad personal. “El infiel pierde claramente la capacidad de amar a su primer compañero o compañera antes incluso de que la recién surgida intimidad adquiera tintes explícitamente sexuales. El debilitamiento de la intimidad emocional de una pareja ha dejado sin protección la casa de la relación”, aclaran Gottman y Silver.

LEE MÁS: ¿Qué hacer si fui infiel y me arrepiento?

Escapar al dolor emocional tras la Infidelidad

Experimentar culpa y arrepentimiento puede ser extremadamente doloroso para algunas personas. En lugar de enfrentar este dolor emocional, es posible que la persona infiel opte por evitarlo mediante la negación o la minimización de sus acciones.

Al negar la gravedad de lo que han hecho, pueden protegerse y preservar su sentido de autoestima.

¿Cómo se comporta un infiel arrepentido?

Aunque la falta de culpa puede parecer una barrera insuperable, existen signos que pueden indicar un genuino arrepentimiento y un deseo de cambio por parte de una persona infiel.

  • Reconocimiento del daño causado: una persona verdaderamente arrepentida reconocerá el dolor y la angustia que su infidelidad ha causado a su pareja. Este reconocimiento implica una comprensión profunda del impacto emocional en la relación.
  • Responsabilidad y aceptación de consecuencias: el arrepentimiento real se manifiesta en la disposición de asumir la responsabilidad por las propias acciones y aceptar las consecuencias de estas.
  • Compromiso con la transparencia: una persona arrepentida estará dispuesta a ser transparente y honesta sobre su comportamiento pasado y sus motivaciones.
  • Empatía y apoyo hacia la pareja: el verdadero arrepentimiento se manifiesta en el deseo genuino de apoyar y consolar a la pareja traicionada durante el proceso de sanación.
  • Compromiso con el cambio y la mejora personal: una persona arrepentida estará comprometida con el trabajo personal necesario para abordar las causas subyacentes de su infidelidad y desarrollar habilidades de comunicación y resolución de conflictos más saludables.

La complejidad del perdón y la sanación

La falta de culpa y arrepentimiento puede plantear desafíos significativos para la pareja traicionada que busca sanar y reconstruir la relación. El perdón requiere un reconocimiento genuino del dolor causado y un compromiso real de cambio por parte del infractor.

En última instancia, identificar los signos de arrepentimiento después de una infidelidad requiere una combinación de observación cuidadosa, comunicación abierta y honesta, y un compromiso mutuo con la sanación y el crecimiento personal.

Si bien puede ser un proceso difícil y doloroso, la terapia de pareja puede ser invaluable para explorar y abordar estas complejidades, facilitando un camino hacia la comprensión, el perdón y la reconstrucción de la confianza en la relación.

Intentando recobrar la confianza

La recuperación tras una infidelidad puede ser una travesía llena de desafíos, y uno de los obstáculos más significativos es la reconstrucción de la confianza. Esta dificultad perdura a lo largo de todas las fases de recuperación, dejando cicatrices emocionales que obstaculizan la capacidad de abrirse y ser vulnerable en relaciones presentes y futuras.

Sin embargo, en medio de la oscuridad, también se vislumbra la posibilidad de crecimiento y renacimiento. Cada etapa de esta travesía puede ser interpretada como una oportunidad para aprender y establecer nuevas formas de conexión, más sólidas y auténticas que antes.

Bibliografía:

  • Abrahms Spring, J. (2015). Después de la infidelidad: Sanando el dolor y restableciendo la confianza cuando la pareja ha sido infiel.
  • Gottman, J y Silver, N (2013). ¿Qué hace que el amor perdure? Cómo crear confianza y evitar la traición en la pareja

Deja una respuesta