Etapas de cambio en un Infiel

La infidelidad es un terreno emocionalmente complicado tanto para la persona que la comete como para su pareja. Conlleva un torbellino de emociones, conflictos internos y decisiones difíciles. Para comprender mejor este proceso, es crucial entender cómo nos afecta y, en especial, conocer los momentos que atraviesa alguien que ha cometido una infidelidad.

Negación y justificación tras la Infidelidad

Si bien se puede creer que la persona que engaña a su pareja tiene ciertas cuestiones resueltas, la realidad es que una vez que se conoce la infidelidad cometida, hay distintas etapas por las que transitará. Una de las etapas más comunes después de que sale a la luz una infidelidad suele ser la negación. La persona puede intentar minimizar el evento, justificándolo con razones externas o incluso culpando a su pareja por sus acciones. Esta fase está marcada por la incapacidad de aceptar plenamente la responsabilidad de sus actos. Una vez que una persona comete una falta de este tipo, es común que comience el proceso de racionalización, que implica encontrar justificaciones o excusas para el comportamiento, y así mitigar los sentimientos de culpa.

Culpa y remordimiento

A medida que la realidad se asienta, la persona infiel puede experimentar una oleada de culpa y remordimiento. Reconocen el daño causado a su pareja y enfrentan las consecuencias emocionales de sus acciones. La culpa puede ser abrumadora y acompañarse de sentimientos de vergüenza. Experimentar culpa y arrepentimiento puede ser extremadamente doloroso para algunas personas. En lugar de enfrentar este dolor emocional, es posible que la persona infiel opte por evitarlo mediante la negación o la minimización de sus acciones. Al negar la gravedad de lo que han hecho, pueden protegerse y preservar su sentido de autoestima.

El momento de confusión que atraviesa la persona infiel

En esta etapa, la persona se enfrenta a una profunda confusión interna. Cuestionan su propia identidad, sus valores y las razones detrás de su comportamiento. Se embarcan en un viaje de autoevaluación, tratando de comprender qué los llevó a ser infieles y qué significa esto para su relación. “Liberarte de tu secreto puede quitarte un gran peso de tu mente y ofrecerte algo de alivio temporal, pero es probable que permanezcas con el mismo conflicto que antes”, reconoce la experta en psicología, Janis Abrahms Spring. La comunicación se vuelve crucial en este punto. La persona puede sentir la necesidad de abrirse a su pareja sobre lo sucedido, aunque este paso puede ser extremadamente difícil y doloroso. Sin embargo, es fundamental para reconstruir la confianza y comenzar a sanar.

LEE MÁS: Recuperando el amor propio después de una Infidelidad: un camino hacia el autocuidado

Aceptación: reasegurar el compromiso con tu pareja

Con el tiempo, la persona comienza a aceptar plenamente su responsabilidad y las repercusiones de su infidelidad. Se comprometen a trabajar en sí mismos y en la relación, reconociendo que la recuperación será un proceso largo y difícil. “Conmoción, amargura, ira, desesperación… estas son las respuestas típicas de tu pareja, y tú solamente añadirás frustración si esperas que desaparezcan pronto. No hay soluciones rápidas ni palabras mágicas. Lo que te sanará es lo que Melanie Beattie llama ‘el pasaje de las experiencias’: esos actos pequeños y concretos, esos momentos acumulados que convencen a tu pareja de que te has enfrentado a tu propia duplicidad, a tu propio ser desagradable, y es seguro volver a confiar en ti”, añade la psicóloga.

¿Una persona infiel puede carecer de culpa?

Hay varias razones por las que la culpa puede ser un factor complejo cuando se comete una infidelidad. No todos sentimos culpa o, en algunos casos, la evitamos para no sentir dolor. Pero también, la falta de culpa en una persona infiel puede deberse a casos más extremos en donde se ponen en juego otros tipos de sentimientos y cuestiones psicológicas.
  • Trastorno de personalidad: las personas que sufren de trastornos de personalidad, como la personalidad narcisista, pueden carecer de empatía y remordimiento. Para ellos, sus propias necesidades y deseos suelen ser prioritarios, y pueden justificar sus acciones sin sentir culpabilidad. Esta falta de conexión emocional puede hacer que les resulte difícil comprender el impacto de su infidelidad en su pareja y, por lo tanto, no sienten la necesidad de disculparse.
  • Venganza: la infidelidad a veces puede ser un acto de venganza motivado por sentimientos de ira o resentimiento hacia la pareja. En este caso, la persona infiel puede justificar su comportamiento como una forma de hacerle pagar a su pareja por algún daño percibido o falta de atención. Al estar impulsados por la rabia, pueden no sentir culpa ni arrepentimiento por sus acciones.
  • Enamoramiento con el amante: si la persona infiel está profundamente enamorada de su amante y siente que merece ser feliz, puede justificar su infidelidad como una búsqueda legítima de amor y felicidad. En su mente, pueden sentir que merecen esa conexión y emoción que encuentran con su amante, lo que les lleva a no sentir culpa por engañar a su pareja.

¿Cuándo es el momento adecuado para buscar terapia tras una Infidelidad?

La terapia puede ser beneficiosa en cualquier etapa del proceso de recuperación de una infidelidad. Sin embargo, hay momentos clave en los que buscar ayuda profesional puede ser especialmente útil. Uno de ellos puede ocurrir inmediatamente después de la confesión de la infidelidad: tanto la persona infiel como su pareja pueden experimentar una crisis emocional y aquí la terapia puede proporcionar un espacio seguro para procesar estas emociones abrumadoras y comenzar a trabajar en la reconstrucción de la confianza. Por otro lado, cuando la persona infiel está en la etapa de autoevaluación, la terapia puede ayudarles a comprender las causas subyacentes de su comportamiento y a abordar cualquier problema personal que puedan tener, como problemas de autoestima o dificultades de comunicación. La búsqueda de terapia también puede darse en la reconstrucción de la relación. A medida que la pareja trabaja en reconstruir su vínculo, la terapia puede proporcionar herramientas y estrategias efectivas para mejorar la comunicación, restaurar la confianza y fortalecer el vínculo emocional.

Herramientas terapéuticas efectivas para afrontar infidelidades

La terapia de pareja puede ofrecer una variedad de herramientas efectivas para ayudar a las parejas a superar la infidelidad y reconstruir su relación. La infidelidad puede desencadenar una compleja red de emociones y desafíos en una relación de pareja. Sin embargo, la terapia especializada ofrece un camino hacia la sanación y la reconstrucción. Uno de estos enfoques es la Terapia Cognitivo-Conductual (TCC). Este método se basa en identificar y modificar los patrones de pensamiento y comportamiento que pueden haber contribuido a la infidelidad. Ayuda a comprender las raíces profundas de la conducta y a desarrollar estrategias para evitar situaciones similares en el futuro. Otro enfoque es la Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT), que se centra en aceptar las experiencias difíciles y comprometerse con los valores personales. En el contexto de la infidelidad, esto implica aceptar la realidad de lo sucedido y comprometerse a reconstruir la relación sobre una base de honestidad y comunicación abierta. La terapia de pareja es fundamental en el proceso de recuperación después de una infidelidad. Proporciona un espacio seguro para que la pareja explore sus sentimientos y trabaje en la reconstrucción de la confianza. El terapeuta ayuda a identificar y abordar los problemas subyacentes en la relación, promoviendo la comunicación efectiva y el perdón mutuo. Por último, consultar con un terapeuta puede ser útil para abordar las implicaciones familiares de la infidelidad y fortalecer los lazos familiares durante el proceso de recuperación. Recuerda que no estás solo/a y que buscar apoyo es el primer paso hacia la recuperación y la reconstrucción de una relación más fuerte y saludable.

Bibliografía:

  • Abrahms Spring, J. (2015). Después de la infidelidad: Sanando el dolor y restableciendo la confianza cuando la pareja ha sido infiel.

Deja una respuesta