Sentimiento de Culpa tras una Infidelidad ¿Qué hacer si nos arrepentimos?

La culpa está en casi todo lo que hacemos. Si rompemos la dieta, si cancelamos un plan con amigos, si somos deshonestos, este sentimiento se puede hacer presente repentinamente.

Cuando se produce una infidelidad, una fractura en la confianza y el vínculo de pareja, la experiencia emocional de la culpa puede ser devastadora para ambas partes involucradas.

¿Cómo lidiar con la culpa después de haber traicionado la confianza de alguien a quien amas? ¿Es suficiente sentirse mal y culpable para reconstruir una relación de pareja? Exploraremos estas preguntas, ofreciendo perspectivas y consejos para aquellos que buscan sanar y reconstruir su relación después de la infidelidad.

¿Sentir culpa es igual a arrepentirse?

Cuando una persona que ha sido infiel experimenta sentimientos de culpa y remordimiento, es un paso positivo hacia la reconstrucción del vínculo de pareja.

La culpa es una manifestación de la conciencia del error cometido y el reconocimiento del daño causado a la persona traicionada. Es una señal de que está enfrentando las consecuencias emocionales de sus acciones y está dispuesto a asumir la responsabilidad por ellas.

“La culpabilidad puede ser un sano recordatorio de que has sido falso contigo mismo, un mensaje que te permite vivir más apegado a tus convicciones. No obstante, cuando hace que te sientas por los suelos, no aprendes nada”, afirma la psicóloga Janis Abrahms Spring, dejando en claro que cargar negativamente con el peso de la culpa no es el camino a seguir.

Es por eso que sentir culpa y arrepentirse por el engaño provocado hacia tu ser amado no es suficiente para restaurar la confianza y reconstruir la relación. Es solo el estado por el que pasamos una vez que admitimos el daño  y comenzamos a transitar un camino hacia la sanación.

La verdadera transformación requiere acciones concretas y un compromiso genuino de cambio por parte de quien fue infiel. También requiere una evaluación propia y un perdón para poder sanar.

Señales de arrepentimiento genuino tras una Infidelidad

¿Cómo podemos distinguir entre un arrepentimiento genuino y meras palabras vacías? Aquí hay algunos signos que indican un verdadero arrepentimiento después de una infidelidad:

  • Disposición a escuchar y acompañar: quien fue infiel muestra disposición para escuchar las emociones de su pareja traicionada y está comprometido a acompañarla en el proceso de sanación.
  • Transparencia y honestidad: se muestra transparente y honesto en sus acciones, proporcionando información sin ocultar y cortando todo contacto con la persona con la que fue infiel.
  • Empatía y comprensión: demuestra empatía hacia el dolor y la angustia de su pareja, mostrando un compromiso genuino para comprender y abordar las causas subyacentes de la infidelidad.
  • Responsabilidad y compromiso: asume la responsabilidad por sus acciones, reconociendo el daño causado y comprometiéndose a reconstruir la confianza y la intimidad en la relación.

Estas señales son indicadores clave de un arrepentimiento auténtico y pueden servir como base para la reconstrucción de la relación de pareja tras la infidelidad, especialmente si se lo toma como la clave para aceptar el error y tratar de sanarlo, tanto con tu pareja como contigo mismo.

Reconociendo la falta de arrepentimiento

Por otro lado, es importante estar atento a las señales que indican la falta de arrepentimiento genuino. Quien fue infiel y evade enfrentar las consecuencias de sus acciones, minimizando la gravedad de la infidelidad o negando cualquier responsabilidad, no está siendo honesto con su pareja ni consigo mismo.

Manejarse de forma poco transparente y sin honestidad en tus acciones, ocultando información o manteniendo contacto con la persona con la que has sido infiel a tu pareja, por ejemplo, demuestra que no hay un interés en recomponer el vínculo y la confianza con tu pareja.

Esta situación se traduce en una falta de compromiso por parte de la persona que fue infiel, ya que no muestra disposición para escuchar o acompañar a su pareja herida, evitando la terapia o cualquier esfuerzo por reconstruir la relación.

Culpa e infidelidad: algunos casos extremos

En casos más extremos, donde la relación es desigual o existe una dependencia emocional por parte de la persona engañada, se puede dar alguna situación de manipulación y abuso.

La persona infiel puede recurrir al gaslighting o intentar manipular a su pareja para que olvide la infidelidad, desestimando sus sentimientos o culpándola por la situación.

Estas señales sugieren una falta de arrepentimiento genuino y pueden obstaculizar el proceso de sanación y reconciliación en la relación. Si estás atravesando una situación similar, tal vez la terapia sea un camino para saber cómo afrontar estos problemas en la pareja.

LEE MÁS: Recuperando el amor propio después de una Infidelidad: un camino hacia el autocuidado

La importancia del cambio emocional

La infidelidad muchas veces refleja un desequilibrio emocional dentro de la persona infiel. Es crucial abordar este aspecto y trabajar en el desarrollo de un lenguaje emocional más amplio y saludable. Esto implica aprender a reconocer, expresar y regular las emociones de manera constructiva.

Para los hombres, en particular, puede ser desafiante enfrentar y expresar emociones como la culpa, el miedo o la tristeza, debido a las expectativas sociales de masculinidad. Sin embargo, aprender a conectar con estas emociones y comunicarlas de manera abierta y honesta es esencial para la reconstrucción del vínculo de pareja.

El proceso de sanidad comienza cuando das testimonio de tus sentimientos y tu dolor cobra sentido. Lo que es importante recordar es esto: la mayor amenaza para la recuperación es la propia pérdida de la esperanza”, asegura Janis Abrahms Spring, dando cuenta de la importancia de reconocer el daño para poder subsanarlo.

Terminar con la culpa para reconstruir la confianza

Para quienes han sido infieles, reconocer y cargar con la culpa es un paso fundamental en el proceso de sanación y reconciliación. Esto implica asumir la responsabilidad por sus acciones, mostrar empatía hacia su pareja herida y comprometerse activamente a reconstruir la confianza y la intimidad en la relación.

Por otro lado, para quienes han sido traicionados, es importante permitirse sentir y expresar sus emociones de manera saludable, mientras establecen límites claros en la relación. La terapia de pareja puede proporcionar un espacio seguro para abordar estos desafíos y trabajar hacia la reconciliación.

Superar la Infidelidad: un camino de tres pasos hacia la sanación

Cuando enfrentas la infidelidad en tu relación, el camino hacia la sanación puede parecer desafiante, pero es posible. De acuerdo a lo que plantea el psicólogo norteamericano John Gottman, existen tres pasos clave para superarla:

  • Reparación: en esta etapa, se trata de que la pareja infractora reconozca el daño causado y esté dispuesta a escuchar y responder a las preguntas de la pareja herida. La transparencia y la responsabilidad son fundamentales para iniciar el proceso de sanación.
  • Sintonización: aprendan juntos a comunicarse de manera efectiva y a procesar los conflictos de manera constructiva. El enfoque está en comprender las necesidades emocionales del otro y crear rituales diarios de conexión emocional para fortalecer el vínculo.
  • Adhesión: establezcan confianza, compromiso y lealtad renovados en la relación. Trabajen en revitalizar la intimidad física y discutan sus valores compartidos y metas futuras. Además, establezcan límites claros y preparen un plan para posibles recaídas.

Para considerar tras una Infidelidad

Recuerda que el viaje hacia la sanación puede ser difícil, pero con compromiso y trabajo conjunto, es posible reconstruir una relación más fuerte y significativa.

La culpa después de una infidelidad puede ser un motor para el cambio y la transformación en la relación de pareja. Sin embargo, es solo el primer paso en un proceso largo y difícil hacia la reconstrucción del vínculo y la restauración de la confianza.

Si la meta es seguir con la pareja, con un compromiso mutuo, empatía y esfuerzo continuo, es posible superar la infidelidad y construir una relación más fuerte y saludable.

Referencias bibliográficas:

  • Abrahms Spring, J. (2015). Después de la infidelidad: Sanando el dolor y restableciendo la confianza cuando la pareja ha sido infiel.
  • Gottman, J., & Gottman, J. (2016) Treating Affairs and Trauma: A Gottman Approach for Therapists on the Treatment of Affairs and Posttraumatic Stress. Seattle, The Gottman Institute.

Deja una respuesta