Contacto Cero con mi Amante

Al momento en que se descubre una infidelidad todo cambia y, si quien fué infiel decide quedarse con su pareja formal, deberá practicar contacto cero con su amante. 

Quizás te estés preguntando “¿Cómo se hace para practicar el contacto cero con mi amante?”. Esta estrategia tan efectiva y reparadora tiene sus pasos y te los vamos a explicar uno a uno. 

Si deseas conseguir olvidar un amorío y realmente dejarlo atrás, continúa leyendo.

La revelación del amorío

En Psicología On The Go, decimos que en el momento en que un amorío “ve la luz” y es descubierto, lo que parecía ser una relación ideal y perfecta se cae, y lo que queda es solo dolor, desilusión y muchas dudas.

Si alguna vez has pasado por esto, ya sea desde el lado del amante, o de quien está siendo infiel, sabrás muy bien a lo que me refiero.

Con el descubrimiento de una relación clandestina, se desata un proceso en el cual cual ninguno de los involucrados ni sus vínculos volverán a ser los mismos.

Vale aclarar, que en una situación de infidelidad no hay ganadores o perdedores. Pensar en estos términos puede llevar a validar soluciones que impliquen venganza o cualquier tipo de reacción desmedida que solo puede traer más dolor.

La indecisión después de ser descubierto, el primer desafío

El primer gran desafío para quien cometió la infidelidad es definir qué es lo que quiere hacer: si decide intentarlo con su pareja estable o si quiere irse a probar suerte con su amante.

Algunas relaciones paralelas tienen muchos años, a veces incluso décadas y no es simple dejarlas atrás. No cuando ya se ha construido un vínculo, una rutina, se han compartido sueños y proyectos. 

Como mencionan autores como Castelló (2015), es una situación difícil de entender pero muchos de los amoríos calan muy profundo en la vida de sus integrantes y llegan a ser un sostén emocional muy grande.

Es normal que surjan dudas inicialmente sobre qué es lo más conveniente y cuál sería el camino a tomar. 

Es imposible una amistad con un ex amante

En la mayoría de los amoríos de larga data, especialmente lo que comenzaron con una amistad, suele haber un componente emocional muy fuerte. 

Los autores reconocidos en el área como Glass y Wright (1992) han dedicado estudios a investigar sobre esta conexión, y expresan que cuando suele convertirse en algo esencial en la vida de los involucrados y es normal que quien fué descubierto traicionando, quiera mantener al menos esa parte del vínculo, esa “amistad”. Puede que hasta minimicen la situación y reclamen que no sería un problema para ellos separar las cosas.

Es una realidad que si se ha atravesado alguna vez la línea hacia lo romántico y sexual en un vínculo, va a ser imposible volver atrás a una amistad a secas (Riso, 2004).

Tener intenciones de mantener una amistad con un ex amante va a llenar de dudas a la persona traicionada y no es un mensaje claro de que todo se terminó, sino más bien que el amorío ha sido puesto en espera, o lo “metieron en el freezer” como se dice.

Si lo que se quiere es reconstruir el matrimonio o la relación, el vínculo con el amante deberá desaparecer, o al menos como explicaremos más adelante, reducirse al mínimo.

Practicar el contacto cero va a llevar adelante diferentes pasos.

Comunicar lo decidido por el infiel: para ambos lados

Luego del descubrimiento de la infidelidad y de haber decidido continuar, lo mejor que puede hacer quien fué infiel,  es hacerle saber a ambas partes del triángulo la decisión que ha tomado.

Por un lado deberá decirle a su pareja formal que ha decidido continuar y que está comprometido(a) a trabajar para sanar el vínculo. Por otro lado tendrá que informar a su (ex)amante de lo que sucedió y de los cambios que tendrán que ocurrir en su relación clandestina: dejar de existir, o como le decimos en psicología: CONTACTO CERO.

La mejor manera de informar al ex amante de la decisión, es hacerlo con una llamada telefónica con la presencia de la pareja formal, la esposa(o) con quien se quiere recuperar la relación. En ella se deberá aclarar que la relación ha sido descubierta y que no podrán volver a verse. También es importante en esta comunicación, pedir que no vuelva a contactarse ni buscarle.

Este gesto de transparencia dará un primer piso de confianza a quien fué traicionado en que el affair realmente se terminó, o por al menos hay una intención genuina de acabarlo (Castelló, 2015). 

Deteniendo todo contacto con el ex-amante

Es muy probable que si la relación era muy honda y el vínculo entre el amante y quien cometió la infidelidad muy fuerte, hayan intentos por parte del tercero de volver a retomar la historia de amor o, al menos acercarse.

Es importante aquí que la persona que traicionó, sea claro y contundente con su decisión de no continuar el vínculo y reducir al mínimo las interacciones entre ambos (Gottman & Silver, 2019).

También puede y se recomienda utilizar la tecnología para completar el contacto cero con el amante: bloquear su número en WhatsApp, eliminar cualquier perfil que se tenga en las redes, eliminar seguidores o amigos en común, casilla de email, etc.

¿Que hacer si es imposible evitar a un ex amante?

Es muy difícil demostrar un renovado interés por hacer las cosas bien en la apreja, cuando las dos personas que se encontraban involucradas en la relación paralela deben continuar teniendo contacto porque “no existe otra solución”.

En los casos donde hay una imposibilidad de tener un contacto cero real con el amante, psicólogos reconocidos como Gottman y Silver (2012) manifiestan que, en cualquier caso, se deberán definir límites muy claros de cómo va a ser ese vínculo. 

Puede que sean los casos donde el amorío se sucedía en el espacio de trabajo. Siempre recomendamos a las parejas evaluar la posibilidad real de hacer un cambio de trabajo, o en caso de que la persona esté a cargo del ex amante, que lo re ubique lejos de su oficina.

Pero si esto no es posible, se deberá definir en la pareja primero cómo serán esos intercambios en el espacio laboral. Lo recomendable es que sean reducidos a lo mínimo e indispensable y que solo tengan que ver con lo estrictamente laboral. No deberá haber más intimidad entre ellos dos. 

No compartas tu intimidad con tu ex amante

Si llegase a darse el caso en que se diera un nuevo contacto con quien alguna vez fué un amante, negarse a compartir la intimidad de su vida, relación o matrimonio hará que este comprenda dónde están los límites de su relación (Glass & Wright, 1992).

También se deberá dejar de retratar al matrimonio o relación formal como un fracaso, o con negatividad para intentar proteger los sentimientos de la o el amante. Es clave en esta instancia que el tercero en discordia comprenda que hay un nuevo compromiso de parte de quien alguna vez traicionó con su matrimonio. 

La información personal, las emociones, los problemas y las dudas deberán quedarse reservados solo para la pareja y de ningún modo se deberán compartir con la o el amante. 

Esto es algo fundamental si lo que se quiere es mejorar la intimidad y reconstruir un sentimiento de “nosotros” en el matrimonio o relación formal que está atravesando la crisis por infidelidad.

Dejar de mentir, ocultar y ser transparente, el segundo desafío

Puede sonar obvio, pero es fundamental que quien cometió la infidelidad cambie su manera de relacionarse y comunicarse con su pareja. Para esto es fundamental comprender que no hay verdad que duela más que una mentira o una verdad “a medias”.

Si pensamos en un amorío y todas las situaciones de ocultamiento que se debieron planificar para que pueda continuar su curso, entenderemos por qué es algo fundamental que quien fué infiel cambie el modo en que maneja la información sobre su vida personal y privada.

En terapia indicamos que es esencial comenzar a ser “un libro abierto” y demostrar más transparencia que nunca de cara a la pareja traicionada.

La psicóloga Susan Johnson (2012) se ha dedicado a estudiar el proceso terapéutico en parejas que atraviesan infidelidades. Ella y otros autores como Gottman y Silver (2012), mencionan que un paso fundamental es comunicar los detalles sobre la infidelidad: los qué, los cómo y los cuándo. Pero también va a ser fundamental informar sobre quién era la (ex)amante, de dónde se conocían, cómo hacían para verse y qué era lo que compartían o no. 

Comunicar cualquier contacto con el ex amante

Ser transparentes no solo aplica para el pasado, la historia de la infidelidad, sino que también se abre la posibilidad de demostrar un renovado compromiso con la pareja herida al comunicar cualquier nuevo contacto con el ex amante.

Va a ser clave ser proactivo en esto y contarle a la pareja cualquier contacto o intento de contacto, casual o intencionado, del ex amante. Ya sea un encuentro casual en un pasillo de la oficina o una llamada perdida repentina a mitad del día.

Inclusive si no estamos seguros de ello y solo recibimos una llamada perdida de un número desconocido, ante la menor sospecha, avisar a la pareja es la mejor opción. Será tomado como un voto de confianza extra no haber esperado al reclamo o consulta de quien fué traicionado.

Contacto cero con el ex amante: Haciéndose responsable del error

El contacto cero con el amante puede parecer algo extremo y difícil de implementar, pero como han comprobado autores como Gottman y Silver (2012, 2019) y Castelló (2015), es la forma más eficaz de comenzar con el camino de restauración de la pareja luego del descubrimiento de una infidelidad.

Es esperable que le lleve un tiempo a quien traicionó olvidarse por completo de su compañero(a) de aventuras, y que quiera saber cómo está su amante de vez en cuando. Pero es importante mantenerse estrictos con el contacto cero para no dar el mensaje equivocado y generar más dolor o sufrimiento en la otra persona.

No es una situación fácil, pero se trata de un paso fundamental de nuestro método de reconstrucción de la pareja que les va a permitir comenzar a sanar y crear confianza.

Si precisas ayuda con este tema u otro referido a una infidelidad, recuerda que tenemos un equipo de terapeutas especializados en terapia de pareja y terapia individual para estos casos. 

Referencias bibliográficas

Castelló, J. (2015). La superación de la dependencia emocional: Cómo impedir que el amor se convierta en un suplicio. Borealis.

Glass, S. P., & Wright, T. L. (1992). Justifications for extramarital relationships: The association between attitudes, behaviors, and gender. Journal of sex Research29(3), 361-387.

Gottman, J., & Silver, N. (2012). What makes love last?: How to build trust and avoid betrayal. Simon and Schuster.

Gottman, J. M., & Silver, N. (2019). Siete reglas de oro para vivir en pareja/The Seven Principles for Making Marri age Work. National Geographic Books.

Johnson, S. M. (2012). The practice of emotionally focused couple therapy: Creating connection. Routledge.

Riso, W. (2004). Amar o depender?: cómo superar el apego afectivo y hacer del amor una experiencia plena y saludable. Editorial Norma.

Esta entrada tiene 5 comentarios

  1. Liliana Carrillo

    Encontré su Instagram y he comenzado a seguirles y a leer y ver su contenido, yo en lo personal les agradezco, por que muchas veces habemos personas que necesitamos ayuda, y no contamos con los recursos para pagar una terapia. Y estos consejos ayudan mucho. Muchas Gracias

    1. Lic. Mario Guerra

      Liliana que bueno que te sirva y podamos ayudarte! Tenemos muchas consultas de personas que no tienen el dinero para afrontar un tratamiento psicológico, por eso intentamos ayudarles de esta manera, brindando gratuitamente información y repasando algunas de las situaciones más frecuentes en torno a la infidelidad. Dinos si te gustaría que hablemos sobre algo en particular… Se toman sugerencias . Un saludo y que estés bien.

  2. Ana L.

    Qué dificil… me fue infiel con una amiga del gimnasio y se siguen viendo al hacer deporte. Según él ya no pasa nada, pero no ha cambiado de grupo y es algo que no tolero. Aún se siguen en redes sociales e intercambian “Me Gusta”. Estoy loca al sentir que eso está mal?

    1. Lic. Mario Guerra

      Qué difícil Ana, si lo que quiere es recuperar tu confianza, él debera evitar a su ex amante. Y obviamente notificarte de cualquier contacto casual o intencionado que tengan. El compromiso no tiene que ver con las palabras, sino con los ACTOS. Saludos!

  3. Verónica

    La ex amante era amiga de el. Después de bloquearla y decirle que no quiere seguir contacto con ella, ella sigue escribiendole en redes que le gustaría haberle saludado hace unos días que lo vió. Mi novio no le ha respondido, pero me dice que si la ve casualmente no le rechazará un saludo de dos besos por educación, pero me asegura que nada más. Aún así, no sé si podré con esta situación.

Average
5 Based On 3

Deja una respuesta