Cómo se muestra la Infidelidad en el cine: explorando los laberintos emocionales

El cine, como espejo de la sociedad, ha abordado innumerables temas a lo largo de la historia, y entre ellos, la infidelidad es una constante que no solo despierta el interés del público, sino que también desafía nuestras concepciones sobre el amor y la confianza en el otro. Desde los dramas románticos hasta los thrillers psicológicos, la temática de la infidelidad capta la atención del espectador, pero comúnmente es llevada a niveles extremos en donde los sentimientos se ven exacerbados: celos, odio, traición y la idea de saldar cuentas, están siempre presentes. En este artículo, exploraremos cómo el cine ha representado la infidelidad, examinando cómo se entrelazan temas como la venganza y el amor romántico en estas narrativas.

Una exploración narrativa de la Infidelidad en el cine

Desde los primeros días del cine, la infidelidad ha sido un tema fascinante para los cineastas, proporcionando un terreno fértil para explorar las complejidades de las relaciones humanas. Películas icónicas como “Casablanca” (1942) y “Breve Encuentro” (1945) establecieron los cimientos para futuras exploraciones del tema.
Humphrey Bogart e Ingrid Bergman
Humphrey Bogart e Ingrid Bergman en una escena de “Casablanca”.
Sin embargo, fue en las décadas siguientes cuando la infidelidad comenzó a ser abordada de manera más franca y audaz en la gran pantalla.

Infidelidad y venganza: el ciclo interminable

Una de las formas más comunes en que el cine aborda la infidelidad es a través de la venganza como premisa. La traición desencadena una serie de eventos que llevan a los personajes a buscar justicia o revancha. Películas como la argentina “Relatos Salvajes” (2014) o “Atracción Fatal” (1987), el clásico por excelencia en cuando a venganza, presentan historias de traición y revancha que resuenan en el público debido a su poder emocional. En estas narrativas, la venganza se convierte en una fuerza impulsora, a menudo consumiendo a los personajes y llevándolos por un camino oscuro y tortuoso.

La búsqueda de justicia tras una Infidelidad

En el cine, la búsqueda de justicia se convierte en una obsesión, eclipsando cualquier otra consideración moral, y llevando a un sufrimiento inevitable más allá de la traición inicial. Esta idea de venganza no nace únicamente por la idea de buscar justicia, sino que es una respuesta más visceral al dolor propio que genera el descubrir el engaño del ser amado. “Mientras intentas descifrar lo que te ha ocurrido, es posible que tanto tus pensamientos como tus acciones corran fuera de control. Es probable que te vuelvas más obsesivo, que te enfoques en las mentiras de tu pareja, los detalles de la aventura, los sucesos que han llevado a esto. También puede que te vuelvas más compulsivo en el trabajo y los momentos de ocio, intentando cada vez más frenéticamente difuminar tu ansiedad”, aclara la especialista en infidelidad Janis Abrahms Spring.

LEE MÁS: Infidelidad virtual y terapia de pareja: Reconstruyendo la Confianza

Es de estos sentimientos a flor de piel de los que se nutre el séptimo arte para poner en escena la problemática de la infidelidad y lo que desencadena en una pareja. Es en este marco en donde las películas también plantean preguntas profundas sobre la naturaleza humana y la moralidad, cuestionando si la venganza realmente proporciona algún tipo de redención. Por esta razón, los giros argumentales se vuelven más complejos en la medida en que se evalúan estos dilemas.

El cine y la infidelidad: contracciones sobre el amor romántico

Otro aspecto fundamental de la representación de la infidelidad en el cine es su relación con el amor romántico. Muchas películas exploran la idea de que el amor puede superar cualquier obstáculo, incluida la infidelidad. Sin embargo, esta narrativa a menudo choca con la realidad, donde las emociones humanas son mucho más complejas y contradictorias. Películas como “Lo que el viento se llevó” (1939) y “Titanic” (1997) presentan romances épicos que resisten las pruebas del tiempo y la adversidad. Estas producciones pintan un retrato idealizado de los vínculos de pareja, en donde el amor, al final, podrá con todo. Hemos crecido rodeados de la idea de que el amor es suficiente para alcanzar la felicidad. Muchas veces ese amor es plasmado como algo sencillo de conseguir como con el beso de un príncipe o el zapato de cristal con calce perfecto. En películas como “500 Days of Summer” (2009) y “Blue Valentine” (2010), vemos cómo las expectativas románticas pueden chocar con la dura realidad de las relaciones humanas.
"500 Days of Summer"
Escena de la película “500 Days of Summer”.
Estas películas muestran cómo el amor puede ser frágil y vulnerable, y cómo incluso las relaciones más apasionadas pueden desmoronarse bajo el peso de la infidelidad y el desencanto. “El amor romántico es una utopía, idealizada y sobredimensionada y en la modernidad se nos inculca que, de manera forzosa, se debe aspirar a encontrar el amor”, afirma Diana Martínez en su artículo “Amor romántico y violencia de género, una investigación”.

El amor romántico y sus limitaciones

También hay películas que desafían esta visión idealizada del amor, mostrando cómo la infidelidad puede romper incluso las relaciones más sólidas. La infidelidad en el cine a menudo se utiliza como un dispositivo narrativo para explorar las contradicciones inherentes al amor romántico. ¿Es posible amar a dos personas al mismo tiempo? ¿El amor puede justificar la traición? Estas son preguntas difíciles que las películas como “Closer” (2004) y “Unfaithful” (2002) intentan abordar de una forma más cruda, desafiando nuestras concepciones convencionales sobre el amor y la fidelidad.
Closer
Jude Law y Natalie Portman en “Closer”.

La Infidelidad como símbolo de crisis existencial

Además de ser un tema central en muchas películas románticas, la infidelidad también se utiliza a menudo como un símbolo de crisis existencial y descontento personal que llevan al protagonista a encontrar un nuevo rumbo en su vida. “En algún momento después del preludio romántico, como requisito previo a entrar en una relación más sólida, segura e íntima, lo que debe tener lugar inevitablemente es un período de desencanto. La persona que divinizabas resulta tener los pies de barro. El cuento de hadas en el que vivías ahora es, por lo que parece, una historia real sin un final en el que ‘vivieron felices para siempre’”, comenta Abramhs Spring al respecto. En películas como “Lost in Translation” (2003) y “American Beauty” (1999), vemos cómo los personajes recurren a la infidelidad como una forma de escapar de las restricciones de sus vidas cotidianas y encontrar un sentido de significado y conexión emocional.
"Lost in Translation"
Scarlett Johansson y Bill Murray en una escena de “Lost in Translation”.
“El amor puede ser transformador, uno de los crisoles preeminentes del cambio, permitiéndote que avances, te expandas, te conviertas en una mejor versión de ti mismo”, agrega la mencionada doctora en psicología. Es así como estos films exploran las complejidades de la experiencia humana y la búsqueda constante de significado y autenticidad. La infidelidad se convierte en un medio para desafiar las convenciones sociales y explorar nuevas posibilidades de autoexpresión y realización personal. Sin embargo, también plantean preguntas profundas sobre las consecuencias emocionales y morales de tales elecciones.

Explorando las dimensiones de la Infidelidad en el cine

La representación de la infidelidad en el cine es un tema complejo y multifacético que aborda una amplia gama de temas emocionales, sociales y morales. El cine ha explorado las numerosas facetas de la traición y el engaño, desafiando nuestras concepciones convencionales sobre el amor, la lealtad y la moralidad. Al final, estas películas nos recuerdan que las relaciones humanas son intrínsecamente complicadas y que no hay respuestas fáciles cuando se trata de asuntos del corazón. Nos desafían a mirar más allá de las superficies brillantes y las narrativas simplistas y a explorar las sombras más oscuras de la condición humana. En ese proceso, podemos encontrar una mayor comprensión de nosotros mismos y de los demás, así como una apreciación más profunda de la complejidad y la riqueza de la experiencia humana.

5 películas para explorar la Infidelidad en el cine

Aquí hacemos una selección por algunos títulos que pueden ser de verdadero interés a la hora de buscar un poco de entretenimiento y también ver cómo es representada la infidelidad y reflexionar sobre la complejidad de las relaciones humanas.
  1. “Atracción Fatal” (1987)
Dirigida por Adrian Lyne, esta película se convirtió en un ícono del cine al abordar el tema de la infidelidad de una manera cruda y perturbadora. Glenn Close y Michael Douglas protagonizan un juego peligroso de poder, sexo y obsesión que te mantendrá al borde de tu asiento.
  1. “Closer” (2004)
Con un elenco de ensueño que incluye a Natalie Portman, Jude Law, Julia Roberts y Clive Owen, esta película dirigida por Mike Nichols explora las complejidades del deseo y las relaciones humanas. Cuando dos parejas se ven envueltas en un torbellino de infidelidades, las consecuencias son devastadoras y reveladoras.
  1. “Match Point” (2005)
Bajo la dirección de Woody Allen, Scarlett Johansson y Jonathan Rhys Meyers nos sumergen en un mundo de pasión prohibida y consecuencias impredecibles. Esta película te dejará preguntándote hasta dónde estás dispuesto a llegar por amor y deseo.
  1. “El Cartero Siempre Llama Dos Veces” (1981)
Basada en la novela de James M. Cain, esta película dirigida por Bob Rafelson nos sumerge en un oscuro y retorcido juego de seducción y traición. Con actuaciones magistrales de Jessica Lange y Jack Nicholson, esta película te dejará sin aliento hasta el último segundo.
  1. “Gone Girl” (2014)
Dirigida por David Fincher y basada en la exitosa novela de Gillian Flynn, esta película nos sumerge en un laberinto de mentiras, engaños y venganza. Rosamund Pike brilla con una interpretación inolvidable en este thriller psicológico que te hará cuestionar todo lo que creías saber sobre el amor y la lealtad.

Referencias Bibliográficas:

  • Janis Abrahms Spring, J. (2015). Después de la infidelidad: Sanando el dolor y restableciendo la confianza cuando la pareja ha sido infiel.
  • Martínez, D. (2022). Amor romántico y violencia de género, una investigación.

Deja una respuesta