¿Cómo afrontar la Infidelidad en el Matrimonio?

La infidelidad es uno de los desafíos más complejos que debe afrontar un matrimonio. Va más allá de la transgresión de los límites establecidos y se convierte en un verdadero terremoto emocional que mina la base misma de la confianza.

En palabras de la especialista Shirley Glass, “la infidelidad resulta en una lesión de apego. Es una violación de la confianza resultante de una traición, que pone en duda la naturaleza de toda la relación y socava el vínculo de apego entre las partes”.

En este contexto, la pregunta sobre cómo afrontar este momento se convierte en un dilema angustiante. El perdón no es un proceso sencillo ni una decisión que se pueda tomar a la ligera. Requiere tiempo, introspección y un profundo examen de la relación y de uno mismo.

De hecho, para algunas personas, perdonar la infidelidad en el matrimonio puede ser un acto liberador que les permite sanar y reconstruir la relación. Para otros, el perdón puede resultar inalcanzable, y optar por terminar el vínculo puede ser la única opción que les brinde una paz certera.

Las primeras reacciones ante la infidelidad en el matrimonio

El descubrimiento de una infidelidad desencadena una avalancha de emociones intensas que pueden ser abrumadoras y desorientadoras. Desde el shock inicial hasta la ira y la tristeza, estas primeras reacciones son una respuesta natural al trauma emocional causado por la infidelidad.

“Eso que estás experimentando es la respuesta normal y apropiada a una experiencia intensamente traumática. No sólo te estás recuperando de la pérdida de la integridad de tu relación, sino también de la pérdida de una ilusión: que eres especial para tu matrimonio y que la intimidad que pensabas que compartías con esa persona duraría para siempre”, asegura Janis Abrahms Spring, autora del libro “Después de la infidelidad”.

Por esa razón, hay algunas etapas por las que las personas pasan invariablemente y que son la respuesta honesta a lo que se considera una traición a un esposo o esposa:

Shock y negación: la noticia de la infidelidad puede dejarte atónito y sin palabras. Puedes sentirte como si estuvieras en un estado de shock, incapaz de procesar completamente lo que ha sucedido.

Ira y resentimiento: una vez que el shock inicial comienza a desvanecerse, es probable que te invada un enojo fuerte hacia tu esposo o esposa y hacia la persona con la que fue infiel. Puedes sentirte traicionado y humillado, preguntándote cómo pudieron hacer esto y por qué te hicieron daño de esta manera.

Tristeza y dolor profundo: puedes sentirte destrozado emocionalmente, como si el mundo se hubiera derrumbado a tu alrededor. Puedes llorar, lamentar la pérdida de la relación que creías tener y preguntarte si podrás recuperarte alguna vez.

Ansiedad y miedo al futuro: es natural preocuparse por el futuro de la relación y por lo que vendrá a continuación. Puedes sentirte ansioso por el destino de tu relación y temer que no puedas recuperarte de esta traición.

En este sentido, Abrahms Spring también habla de un cambio físico inevitable “tanto en tu sistema nervioso como en tu funcionamiento cognitivo”. “Debido a las alteraciones en tu sistema nervioso, tus emociones intensas pueden sobrecogerte con una sensación de terror e impotencia”, destaca la psicóloga, especializada en cuestiones sobre la intimidad.

Todas estas emociones a flor de piel son naturales y pese a que puede generar rechazo sentirlas, la realidad es que transitarlas y aceptarlas es la única forma de encontrar un camino de bienestar.

Cómo hablar en tu matrimonio después de descubrir su infidelidad

Para comenzar a dar los primeros pasos y afrontar la infidelidad dentro de un matrimonio, la conversación inicial es clave y te brindará un panorama certero para descubrir qué siente la otra persona.

La charla posterior a descubrir la infidelidad con tu esposo o esposa puede ser una de las más difíciles que enfrentarás en tu relación. Las emociones están exacerbadas, y puede resultar tentador caer en el enojo, la culpa o la negación. Sin embargo, es crucial abordar este tema de manera calmada para poder avanzar positivamente.

Lee más: Infidelidad y Comunicación en la Pareja

A continuación, enumeramos algunas estrategias para ayudarte a iniciar una conversación adecuada:

Elige el momento y el lugar: busca un momento tranquilo y un espacio privado donde puedan hablar sin interrupciones. Evita abordar el tema durante una discusión acalorada o cuando ninguno de los dos esté emocionalmente preparado para hablar.

Comunica tus sentimientos: expresa cómo te sientes sin culpar ni atacar a tu esposo o esposa. Utiliza “yo” en lugar de “tú” para evitar que la conversación se convierta en un intercambio de acusaciones. Por ejemplo, en lugar de decir “Me traicionaste”, puedes decir “Me siento herido y confundido por lo que ha sucedido”.

Escucha activamente a tu cónyugue: permítele a tu compañero o compañera expresar sus sentimientos y puntos de vista sin interrumpirlo. Demuestra empatía y comprensión, incluso si no estás de acuerdo con lo que dice.

Establece límites y expectativas claras: hablen sobre lo que necesitan y esperan el uno del otro en el proceso de recuperación. Esto puede incluir acordar medidas para reconstruir la confianza, como la transparencia total y el compromiso con la terapia matrimonial.

Busca ayuda profesional si es necesario: a veces, es útil contar con la guía de un consejero matrimonial para facilitar la conversación y ayudarles a trabajar a través de sus emociones de manera constructiva. No tengas miedo de buscar ayuda externa si sientes que están atrapados en un punto muerto.

Los matrimonios que afrontan una infidelidad: las claves en el día a día

Recuerda que la conversación inicial es solo el primer paso en un proceso continuo de sanación y reconstrucción. La comunicación abierta y honesta seguirá siendo fundamental a medida que avancen en la recuperación de su relación, y esto se expresará en el cotidiano y en la rutina de cada uno.

Existen algunas dinámicas comunes que pueden surgir en el día a día de los cónyugues que luchan por superar una infidelidad tales como altibajos emocionales y dificultades para reconstruir la confianza. Es normal experimentar una montaña rusa de emociones después de descubrir una infidelidad, por eso, es importante permitirte sentir y procesar tus emociones sin juzgarte a ti mismo ni a tu esposo o esposa.

Además, después de una infidelidad, es natural cuestionar si el matrimonio en sí tiene futuro. Puedes preguntarte si podrás perdonar a tu esposo o esposa completamente y reconstruir una conexión sólida, o si el daño causado por la infidelidad es demasiado profundo para repararlo.

Un punto clave dentro de todo el proceso es poder reconectar emocionalmente. A medida que trabajan para superar la infidelidad, es posible que ambos sientan la necesidad pasar tiempo de calidad juntos, expresar amor y apoyo mutuo, y trabajar en la comunicación. En este punto también entra la intimidad física, que puede ser especialmente difícil de manejar después de una infidelidad.

Aspectos al evaluar si perdonar o no una infidelidad en el matrimonio

No hay respuestas correctas o incorrectas cuando se trata de decidir si perdonar o no una infidelidad dentro de un matrimonio. Cada situación es única, y lo que funciona para una vínculo puede no funcionar para otro. Lo más importante es escuchar tu intuición, cuidar de ti mismo y tomar la decisión que te brinde la mayor paz y satisfacción a largo plazo.

Después de una infidelidad surgirán preguntas que comenzarán a marcarte la pauta sobre tu unión matrimonial y que te ayudarán a descifrar si estás dispuesta/o a perdonar y reconstruir tu vínculo afectivo. Aquí enumeramos algunas:

El arrepentimiento genuino: ¿Tu cónyugue infiel muestra verdadero remordimiento por su traición? ¿Está dispuesto a asumir la responsabilidad de sus acciones y a hacer todo lo posible para reparar el daño causado? El arrepentimiento genuino es un requisito fundamental para reconstruir la confianza y avanzar en el proceso de perdón.

La transparencia y la honestidad: son pilares clave de cualquier relación saludable, especialmente después de una infidelidad. ¿Tu esposo o esposa está dispuesta a ser completamente transparente contigo? ¿Está abierta a responder tus preguntas y a abordar tus preocupaciones con sinceridad?

La capacidad de reconstruir la confianza: la confianza es como un frágil cristal que se rompe con facilidad y que puede ser difícil de reparar. ¿Crees que puedes reconstruir la confianza en tu matrimonio después de su infidelidad? ¿Estás dispuesto a darle una oportunidad para demostrar que puede ser digna de confianza nuevamente?

Tus propios límites y necesidades: en última instancia, la decisión de perdonar o no una infidelidad debe basarse en tus propios límites y necesidades emocionales. ¿Te sientes capaz de perdonar a tu cónyugue y seguir adelante juntos?

En qué momento deberías de buscar ayuda para afrontar una infidelidad

Superar el haber descubierto una infidelidad muchas veces puede verse como algo imposible, pero, así como buscamos terapia para sobreponernos a otros avatares de la vida, también puede ser de mucha ayuda la guía y el consejo profesional de un consejero matrimonial para intentar visualizar otras perspectivas sobre los problemas de pareja cuando se ha roto la confianza.

La decisión de consultar a un terapeuta puede transformar radicalmente tu vida y la de tu matrimonio, y, aunque salir de la zona de confort puede ser intimidante, a veces es necesario abrirse a cambios significativos.

¿Cómo saber si estás enfrentando una infidelidad y si la terapia matrimonial es necesaria?

Aquí tienes algunas señales a tener en cuenta:

  • Experimentas irritabilidad inexplicable o cambios de humor sin motivo evidente.
  • La distancia entre ustedes aumenta o notan una falta de atención mutua.
  • Las preguntas sobre el paradero o actividades de tu esposo o esposa se convierten en confrontaciones inevitables.
  • Tu cónyugue muestra comportamientos extraños en mensajes o llamadas que no quiere explicar.

Independientemente de lo que haya motivado la infidelidad, el primer paso es abrir el diálogo sobre lo ocurrido y los sentimientos que ha desencadenado. En este sentido, la terapia matrimonial desempeña un papel crucial al mejorar la calidad de la relación, lo que a su vez eleva la satisfacción con la pareja y con la vida en general.

Afrontar una infidelidad es posible, ya sea que decidas continuar con tu esposo/a o separarte. Pero, si no estás pudiendo tú sola/o, no dudes en contactarnos.

Referencias Bibliográficas

  • Janis Abrahms Spring, J. (2015). Después de la infidelidad: Sanando el dolor y restableciendo la confianza cuando la pareja ha sido infiel.
  • Glass, S. (2019). Healing From the Trauma of Infidelity: A Manual for Helping Clients Rebuild Trust and Foster Forgiveness After an Affair.

Deja una respuesta