¿Cómo recuperar la autoestima después de una infidelidad?

La infidelidad no sólo genera que se sacuda la estabilidad de una pareja, sino que puede ser un golpe devastador para la autoestima de una persona. Sentirse traicionado por alguien en quien se confiaba profundamente puede desencadenar que fluyan emociones negativas, desde la tristeza y la ira hasta la inseguridad y la duda sobre uno mismo.

Recuperar la autoestima después de una infidelidad es un proceso crucial para la superación personal y el bienestar emocional. En este artículo hablaremos sobre cómo reconstruirla y la importancia de la relación con uno mismo en este camino.

La pérdida del amor propio y sus consecuencias

Uno de los aspectos más dolorosos de enfrentar una infidelidad es la erosión del amor propio. Cuando una persona se encuentra soportando más de una infidelidad, a menudo se pregunta por qué sigue tolerando este comportamiento y qué dice esto sobre su propio valor.

Descubrir una infidelidad puede destrozar la autoestima de una persona. Sentimientos de insuficiencia, duda y vergüenza son comunes. La traición puede hacer que la persona se cuestione su atractivo, su valor y su capacidad para mantener una relación saludable. Es crucial reconocer que la infidelidad es una decisión del infiel y no un reflejo del valor de quien fue traicionado.

La clave aquí es entender que el amor propio y la autoestima no deberían estar condicionados por el comportamiento de otra persona. Soportar múltiples infidelidades puede ser un síntoma de una autoestima ya debilitada, donde la necesidad de aprobación externa sustituye la autoaceptación y el respeto propio.

La importancia de tener una relación con uno mismo

“Cuando hablamos de autoestima, hacemos referencia a cómo nos sentimos con nosotros mismos. Hablamos de las capacidades y el potencial que creemos tener para resolver aquellos problemas y dificultades que la vida nos tenga preparadas y también para conseguir aquellos objetivos y metas que nos hayamos fijado”, afirma la psicóloga Silvia Congost.

La relación más importante que cualquier persona puede tener es con uno mismo. Recuperar la autoestima después de una infidelidad requiere un enfoque profundo en el cuidado y amor propio.

A continuación, enumeramos algunos pasos para fortalecer esta relación interna:

  • Reconocimiento y aceptación de las emociones: date permiso para sentir y procesar las emociones que surgen tras la infidelidad. No te juzgues por sentirte triste, enojado o confundido. Estas emociones son válidas y forman parte del proceso de sanación.
  • Buscar apoyo profesional: la terapia puede ayudar a identificar patrones de pensamiento negativos y sustituirlos por otros más saludables y constructivos.
  • Autocuidado activo: dedica tiempo y energía a actividades que te hagan sentir bien contigo mismo. Esto puede incluir ejercicio, hobbies, tiempo con amigos y familiares, o cualquier actividad que fomente el bienestar físico y emocional.
  • Redefinir el valor personal: es vital recordar que tu valor no está definido por la relación ni por las acciones de otra persona. Utiliza afirmaciones positivas para reforzar tu autoestima. Frases como “Soy valioso/a”, “Merezco respeto y amor” y “Mis sentimientos son importantes” pueden ayudar a reprogramar la mente hacia una autoimagen más positiva.
  • Establecer límites saludables: parte de recuperar la autoestima es aprender a establecer y mantener límites en las relaciones. No tolerar comportamientos que te dañen es un acto de amor propio y respeto hacia ti mismo.

Sobre esto último, Congost destaca: “Llegamos a la edad adulta con unos parámetros de lo que es normal y lo que es inaceptable, en función de lo que hemos vivido en nuestras familias durante la infancia (…) Si yo he visto a mi padre tratando mal a mi madre, y a ella luego quitarle importancia y seguir como si nada, cuando yo tenga una relación es posible que, si me tratan mal, lo deje pasar. Lo más probable es que no sepa poner límites y decir no, cuando sea necesario hacerlo”.

LEE MÁS: Terapia para Subir el Autoestima

Torna una experiencia negativa en algo positivo para ti

La infidelidad puede ser una oportunidad para redescubrir y fortalecer la relación con uno mismo. Aunque el proceso puede ser doloroso y desafiante, es posible salir de esta experiencia con una autoestima renovada y una mayor comprensión de tu propio valor.

Al enfocarte en tu bienestar emocional y en el amor propio, puedes construir una base sólida desde la cual abordar futuras relaciones con más confianza y seguridad.

Cuando somos conscientes de lo que hemos vivido y de dónde venimos, ya podemos comprender mejor por qué ahora somos como somos (…) Cuando nos damos cuenta de todo esto y ya lo vemos, no podemos seguir con nuestra vida como si nada. Ya nada es igual. En este momento hay que responsabilizarse y tener claro que no somos víctimas de las circunstancias o de aquello que nos tocó vivir, sino que somos responsables de lo que haremos a partir de este momento”, reafirma Congost.

Bibliografía:

Congost S. (2014). Quien te quiere no te hará llorar.

Deja una respuesta